Entrevistas

Verónica Cabañas: “el arte es nuestra mejor cara de presentación”

(Por Camila Rodríguez) La pasión de las tablas, las cámaras, las luces y la acción en Paraguay aún están creciendo, tanto el mundo del audiovisual y el teatro van siendo más inclusivos, así nos comenta Verónica Cabañas, una mujer que empezó en el auge teatral siendo la chica tímida del grupo y hoy en día se destaca como una actriz apasionada y modelo excepcional, con 27 años ha recorrido escenarios, filmado cortometrajes y realizado producciones. Describe que el actor debe ser multifacético para sobrevivir en el mundo de la actuación y más en mercados como en nuestro país.

Desde los 15 años Verónica se enamoró de la actuación, las comedias románticas la hicieron descubrir su vocación y soñaba con actuar en las películas, se creaba personajes con los cuales salvaba a todos en cada film. A tan temprana edad y con un sueño que a toda costa debía cumplirse se topó a los 17 años con un taller dado por Tana Schémbori y Juan Carlos Magnelia donde dio sus primeros acercamientos a la actuación.

Fotografía @macalezcanom.

Al terminar el colegio arrancó su carrera en TIA aspirando al mundo audiovisual, persistía su amor por la cinematografía. Luego de los tres años de carrera, concreto su primer trabajo cinematográfico con Mara Portillo (audiovisualista y diseñadora), Verónica y Luis Gutiérrez fueron protagonistas del cortometraje “El Margen” (2013). Fue la primera vez que la actriz se introducía al boom de los cortometrajes y ese mismo año empezó un sinfín de trabajos con estudiantes de la Universidad Columbia.

En 2014 debutó en las tablas del teatro como la novia en la obra popular “El Luisón de pago largo” del Director Arcena. La profesional descubrió una nueva pasión como así los desafíos y diferencias entre las cámaras y escenarios, de las expresiones cinematográficas pequeñas pasó a aprender a expresar hasta la última mueca y todo un entrenamiento integral.

“Para hacer teatro se necesita pasión… El teatro es un viaje en el cual cada vez que te subís a un escenario rodas una película completa en vivo, con un público en vivo que siempre es diferente y vos siempre te sentís diferente, el público y los actores funcionan de una manera diferente, son cosas que vivís estando en el teatro… No sabes lo que te puede tocar o lo que puede pasar” con mucho entusiasmo lo describe la multifacética artista.

Verónica aparte de ser actriz, modelo y una larga lista de profesiones, aprendió a ser productora, se estrenó como asistente de dirección en la obra “La Jaula de las Locas” en 2016. Así conoció el famoso dicho “Paris, cuando estrenas” entre la satisfacción de llevar a cabo su primera obra del otro lado del escenario y los nervios, supo absorber la experiencia y crecer profesionalmente, conoció los gajes del oficio de la dirección. Agrega “El teatro es muchísima pasión, la gente que trabaja en teatro en Paraguay es porque está profundamente enamorada del teatro, profundamente enamorada de lo que implica su oficio. Te tiene que apasionar para hacer, producir e invertir a costa de poder perder todo lo que invertiste”.

Fuente: https://www.instagram.com/verocabanas/

En 2017 Verónica volvió a su primer amor y comenzó a trabajar en una productora audiovisual, fuera de su ambiente de los últimos tiempos se desenvolvió sin ningún inconveniente, produjo cortos como “Crisis” con Ana Ivanova y Joaquín Díaz Sacco. Entre intervalos de tiempo también modeló, volvió a actuar y continuó con la producción.

En Paraguay todavía se vive una transición artística, las tablas del teatro y la plataforma audiovisual hoy en día son más conocidas sin embargo sigue formando parte de un proceso cultural en crecimiento. Recientemente la película “Las Herederas” de Marcelo Martinessi impacto nacional e internacionalmente por llegar entre las posibles nominaciones a Mejor Película Extranjera en los Oscars 2018.

“La producción de Las Herederas y su posible nominación a mejor película extranjera en los Oscars, sin dudas habla de un gran crecimiento, por ende, se debería tener una ley de cine que regule y permita hacer más cine, teniendo tanto talento, historias y recursos por explotar. A nivel internacional nos pone en el mapa de la mejor manera que se puede que es con el trabajo artístico, con un mensaje contundente e inclusivo. Nuestra bandera artística es la mejor presentación. A nivel local, se puede considerar la Ópera Prima de Marcelo Martinessi… Nos permite también ver qué el trabajo de nuestros profesionales está a la altura de cualquier otra película foránea y merece ser apoyada principalmente por las empresas que tienen el capital para hacer posible una película” así expresó la actriz sobre lo satisfecha que se siente al compartir el éxito de sus compañeros del ambiente.

Además de no poseer leyes ni recursos o medios, muchas veces el actor o director pierde oportunidades pero el desafío primordial del artista es que no solo debe trabajar como actor sino que debe aprender a moverse en diferentes plataformas, conocer de producción, edición, maquillaje o vestuario, todo que conlleve una obra teatral o producción audiovisual debe aprenderlo para así destacarse y crecer.

“El teatro me cambió la vida… Uno tiene que ir rompiendo sus limitaciones, sea en el teatro o cualquier tipo de trabajo que una decida hacer, sentirse capaz de que uno puede ir más allá de lo que uno cree que puede. Todos tenemos que encontrar un lugar que nos haga sentir lo suficientemente cómodos como para creer que podemos romper nuestras limitaciones e ir cada vez un poco más. Encontrar un lugar donde uno puede mejorar y ser mejor persona” concluye Verónica Cabañas, una artista que se atreve a renovar y destacarse siendo ella misma en todo trabajo que realiza. En medio de desafíos y satisfacciones, actualmente se inclina más por el lado de la producción, si bien su pasión por actuar siempre está presente, como artista sabe que debe explorar más allá de sus límites y buscar equilibrar su vocación y profesión día tras día.