ActualidadArticulos

Tv Paraguaya: Tengo una caja tonta de 40 pulgadas ¿Y ahora qué?

Hace como 9 meses me mudé a un dpto en Barrio Recoleta, recién hace mes y 3 días tengo una Tv, nunca en mi vida tuve una tv tan grande, es de 40 pulgadas, de marca Sony de la línea Bravia, ah, y nunca en mi vida invertí tanta plata en una Tv.

Me acuerdo cuando era chiquito, unos 9 años más o menos, y la cosa era ir a la escuela y volver corriendo para ver SuperCampeones, ThunderCats… ver todo eso en una de esas tvs de 20 pulgadas con la caja textura de madera y dónde utilizaba una pinza para cambiar de canal (no, no existía el control remoto, al menos en casa). Una aventura, el querer llegar a tiempo y no perderte ningún capítulo de Oliver corriendo hacia el arco contrario para un tiro de remate. Pero, de repente crecemos, capaz sin querer.

Aquel día, si, ya, hace mes y algo, ya de grande (tengo 26 y contando), cuando pagué por esta tv y la monté yo mismo en mi habitación (compartida con mi gato), para probar si todo estaba en orden, le dí “on” desde el control remoto, y paff! empezó la magia de la tv nacional y sus canales llenísimos de nada, programas de farándula, noticieros del mediodia, otros canales haciendo soportes a los shows del otro canal del mismo grupo empresarial y más farándula de mierda, y enlatados con novelas para que nuestras amas de casa y empleadas sigan bien empleadas y bien amas de casa, y luego más noticieros sin nada, con mucha sangre apuntando al sector vampirista de la sociedad.

Ya iba casi una semana de zapping, y no encontré nada, más que realitys dónde los que se benefician son sólo los del reality (y los que envían mensajes sólo dan plata al producto astericostalmierda y piensan que forman parte del mismo), y ni que decir lo fabulosamente bizarro de chatTv en canal13, es una especie de orgia en tv pero sin nada audiovisual, sólo mensajes de texto de “ola mamita t chupo todita, dame tu cl jejejeje”. Jeje, qué mierda, quiero tirar esta Tv de nueva generación.

Nuevamente a lo de farándula, es hilarante observar como 6 personas, digo, 6 pelagatos se creen con la facultad de juzgar las decisiones que toman los demás y juran tener el derecho a saber todo lo que el resto hace en privado (¡¿y qué les importa si es en público y garchan en el árbol de StellaMaris?!).

Dejando eso de lado, este único párrafo va citar los únicos programas que son dignos de ver (y ni sé si continuarán en el 2013): Algo Anda Mal, Tercer Tiempo -y en Unicanal: Diario Del Inmigrante-.

Es una gran pena pensar que la tele que nos dan es un reflejo de nuestra sociedad, muestra lo que la gente quiere ver para que sea cual fuese el canal siga teniendo audiencia para poder vender a anunciantes y grupos empresariales, mismo capital que pudre el cerebro, mismo que invierte en el rating de aquellos programas que nos siguen haciendo una sociedad sucia. Lo gracioso de todo esto, que la tv por cable y sus grupos siguen ofreciendo las señales HD, dónde lo único que se hace es importar enlatados de otros países, y si se quiere y gracias a internet las series y las películas ya están en HD en la gran red, así que, desde acá, te recomiendo no muevas un dedo (ni por el fútbol local, que hasta ya hay transmisiones online, e ir a la cancha sigue siendo aventura) y sólo pidas mayor ancho de banda de internet.

Al final, creo que estoy del lado de que la Tv es una basura (una vez hasta mi gato salió de la pieza cuando encendí la Tv para ver que había de mañana), no así la tecnología, al menos puedo personalizar lo que consumo, gracias al Play Station 2 y al reproductor de DVDs -al menos mantienen la magia de mirar y consumir aventuras como en aquellas épocas de niño con aquella tv vieja-.

Volviendo a mi adquisición, le tengo pena a mi tv de 40 pulgadas (con sus chiches: entradas hdmi, ubs, sonido 5.1, etc), y creo que prefiere un corte de luz de la Ande que haga cortocircuito en su placa madre antes que volver a repasar la pobre -y asquerosa- programación local.