Peliculas y Series

Negan y Lucille se llevaron dos víctimas en el inicio de la séptima temporada de The Walking Dead

Seis meses atrás The Walking Dead revelaba a uno de los personajes más nefastos y crueles de su historia, Negan, dejando a sus fans con la intriga de quién sería la primera víctima en morir con la cabeza aplastada por su bate Lucille. El estreno de la séptima temporada la noche de ayer reveló que fueron dos las víctimas.

El episodio titulado “The Day Will Come When You Won’t Be” algo así como “el día vendrá cuando tú no” lo podríamos denominar como uno de los más estresantes de toda la serie, especialmente para Rick Grimes. Pensábamos que comenzaría directamente con la primera víctima de Lucille, pero el director se tomó su tiempo con el suspenso.

the-walking-dead-negan

Luego del aberrante tatetí de Negan, el primero en caer fue Abraham. “Cómete mis huevos” fueron las últimas palabras del pelirrojo -que se uniera junto a Eugene, Tara y Rosita al grupo de Rick en la cuarta temporada- antes de ser asestado por Lucille, mientras todo el grupo de rodillas miraba sin poder hacer nada.

Ante esta situación y como era de esperarse, el único en reaccionar fue Daryl, lo que sorpresivamente llevó a Negan a tomar otra víctima. La que pensábamos se salvaría, ya que es la víctima del cómic y que ya han “matado” previamente. Inesperado final para Glenn, al que podemos ver bañado en sangre con un ojo a punto de reventar, con los sollozos de Maggie de fondo.

the-walking-dead-glenn-lucille

Todo esto bajo la perspectiva de un Rick Grimes completamente indefenso, débil, impotente por no poder salvar una vez más a su grupo, a su gente, su familia. Y como si fuera poco, la última prueba que logra pasar, la de cortar el brazo de su propio hijo.

Una nueva era ha comenzado en el mundo post-apocalíptico de The Walking Dead, en donde el grupo de Negan deja en claro que es el que está a cargo y la gente de Alexandria se une obligatoriamente a su servicio.