Conciertos

Sugar Ray hizo lo suyo en Casco Antiguo, el Halloween fue una gran fiesta

Casco Antiguo se convirtió en ícono de la escena conciertera, de eso no hay duda, y tampoco hay duda de que la banda liderada por Mark McGrath lleva california y la playa a dónde vayan, testigo de eso las personas que fueron parte del Halloween realizado por Kilkenny con Sugar Ray sonando en vivo… el terror estuvo presente, el terror del rock and roll en su textura más dislocada: el rock alternativo. El inicio de la noche estuvo a cargo de The Kilks, dando sabor sobre lo que se venía venir.

De 1.988 a esta parte Sugar Ray atravesó (y sobrevivió) toda la infamia generada por varias vertientes del rock, llegando al siglo de las bandas de internet, y llegando a Asunción tras varios años y como saludaba el vocalista en la apertura del show en un spanglish con estilo “amamos Paraguay, muchos años pasaron, gracias por venir hoy, somos Sugar Ray de California”. Así McGrath de chaleco, calzados Vans y lentes negros, empezaba a meterse todo el público presente en el Casco Antiguo en el bolsillo (y sobre los hombros), acompañado de su banda de músicos, que por cierto, para no ser integrantes fundadores, llevaban de oído a tempo cada track interpretado a lo largo de la noche.

sugar-ray-en-paraguay-casco-antiguo

Seis álbums de estudio firmados por Sugar Ray a lo largo de su carrera, sonido altamente mixturado gracias a la colaboración y lo que la experiencia dictan, influencias cantadas de 311, Smash Mouth, y sonido propio más allá de mixtura, atendiendo al “¿y ahora qué?”, esa sensación que otorga el éxtasis de la sorpresa en los shows en vivo con la acústica haciendo lo suyo entre track y track; tracks que fueron aplaudidos, gritados, coreados, bailados a lo largo de los 60 minutos y pico de show dónde sonaron los clásicos: Someday, Every Morning, Speed Home California… la fiesta estaba a pleno, la sorpresa se sucedía entre tema y tema.

Carisma es lo que sobraba, el líder de la banda hasta se acordó de la gente que lo atendió en el hospedaje: “los del hotel fueron very nice con sugar ray, gracias Paraguay”; y también se acordó de sus amigos playeros: “¿Conocen Smash Mouth? son amigos nuestros, nuestros hermanos”. La fiesta continuaba, las luces y el juego de las mismas derrochaban contraste necesario para seguir tomando cerveza bajo los 40º de Asunción mientras la banda hacía un clásico de Ramones: Blitzkrieg Bop. Claro, la cerveza hizo lo suyo, ¿Y los fans?, chochísimos, más aún cuando la banda invita en pleno show a dos presentes del público a subir a escena y a hacer “This is Sugar Ray free-style Karaoke”, karaoke liderado por McGrath dónde sonaron: Jump around de Cypress Hill y I gotta feeling de Black Eyed Peas.

sugar-ray-en-paraguay-casco-antiguo11

When its Over daba anuncio que la noche cerraba el telón, el líder de Sugar Ray se despedía del país: “Gracias Paraguay, los amamos”. Rock playero, brujos y diablas entre asistentes aplaudian y gritaban “una más, una más”. Sudor, birra fría, y el cóctel de energía necesaria para una noche de terror hicieron lo suyo, pasa que en Halloween las almas en pena salen de fiesta y el terror se convierte en disfrute. Las almas de fiesta esa noche en Casco Antiguo dan fe de esto, y Sugar Ray con más de veinte años de rock and roll sobre tablones también.