[sharify]

La fresca noche del viernes 17 fue el momento para que un puñado de fanáticos colme el Teatro José Asunción Flores del Banco Central del Paraguay. La gente iba llegando de a poco y tomando su lugar para disfrutar de la banda Strange Days, quienes recorren el mundo haciendo un tributo a la mítica banda de los 60 y 70, The Doors.

strange-days-the-doors-paraguay-3

Aproximadamente a las 22:30 se levanta el telón y aparecen en escena Jason Tosta (voz), Robert Carsten (guitarra), Michael Jacobson (teclados) y Derek Smith (batería). Todos ellos vestidos como lo hacían los The Doors en aquella época que parece lejana pero gracias a la música uno la puede revivir. Los músicos empezaron a descargar todo el rock ácido y psicodélico de una de las bandas convertidas en los máximos exponentes de la época y una de las más influyentes de la historia del rock.

strange-days-the-doors-paraguay-4

Clásicos como People are Strange, L.A. Woman, Love me Two Times, Break on Through y la aclamada Light my Fire no faltaron en un show enérgico y nostálgico a la vez, donde el vocalista Tosta contorsionaba el cuerpo y daba saltos en cada canción con movimientos fieles al estilo de Jim Morrison, el legendario y eterno frontman de la banda oriunda de Los Angeles.

strange-days-the-doors-paraguay-6

Mientras iban recorriendo los éxitos de The Doors algunos hasta se ponían de pie dejándose llevar por la intensidad del ritmo. Tosta dejaba muchas veces los coros a cargo del público, que sin la necesidad de haber llenado el Teatro del Banco Central acompañó cada canción con la emoción de vivir la experiencia más cercana de ser parte de un show de su banda preferida, al finalizar cada tema el vocalista regalaba palabras de agradecimiento. El momento emotivo de la noche fue cuando recordaron a Ray Manczarek, quien fuera tecladista de The Doors y falleció en mayo de 2013, además de hablar de la importancia de The Doors como banda ícono de la historia del rock.

strange-days-the-doors-paraguay-1

Strange Days sorprendió a propios y extraños, una copia auténtica de la increíble voz de Morrison se hizo presente en nuestro país y desparramó por el escenario las ganas de rock que los admiradores se aguantaron por mucho tiempo. La banda tributo se volvería a presentar al día siguiente en el local nocturno Kilkenny para continuar luego con su gira sudamericana.


Fotografías: Male Bogado