[sharify]

Skrillex, el referente mundial del dubstep era anunciado como uno más entre las estrellas que formarían parte del Asunciónico del 2015. Solo un pequeño grupo se alteró, deliró y gozó en ese momento. Al terminar el festival no había dudas, el rapado de un lado con cabello largo era lo mejor de aquel festival.

Con la voz y la guitarra forma su primera banda, atRisk en el 2001. Esto era producto de la imaginación un chico de 13 años con ritmo pop-punk que dio como resultado una muestra que llamaron At Rist EP con tres temas, que serían la base del único disco de la banda, UnDone.

Tras dejar atRisk en 2003, Sonny John Moore, nombre real de Skrillex, llega a una audición de la banda From First to Last, queda como guitarrista y en un momento de inspiración, sus nuevos compañeros lo escuchan cantar parte Featuring Some Of Your Favorite Words y quedan fascinados por sus dotes vocales. Desde ese momento, Sonny pasa a ser vocalista principal de la banda.

En el 2006 confirma su salida del grupo. Alegó muchos motivos, el principal, sus cuerdas vocales no estaban bien. Por otro lado quería realizar una carrera como solista y en una entrevista para la revista Kerrang! diría que sus compañeros no le ponían mucho empeño. Heroine fue el último disco del que formó parte como miembro de FFTL. Fue en ese mismo momento que muchos fans empezaban a considerar a la banda como referente de la cultura emo y en especial a Sonny.

[title]Edad del pavo musical[/title]
Desde el 2007 al 2009 tuvo una vida musical bastante variada. Empezó a producir en solitario compartiendo sonidos como Signal, Equinox y Glow worm. Una vez consolidado en su carrera en solitario, Sonny se sumó a una banda ya formada. Tras negociaciones, la gira con sus nuevos compañeros vio nacer a Sonny & The Blood Monkeys.

En el 2008 rondaba en la cabeza de Sonny la idea de volver a desvincularse de su nueva banda. De vuelta el bicho de hacer las cosas en solitario era el motor de nuevos proyectos. Fue entonces que nace Twipz, el padre del futuro y por fin definitivo perfil independiente: Skrillex. Con esto se le afinaba la voz y ponía fin a una etapa de transición, dejaba atrás la ‘edad del pavo musical’.

[title]My name is Skrillex[/title]
Surgieron dudas y confusiones sobre la identidad de Sonny. Entre sus colaboraciones y su popularización con Twipz, los fans no sabían como llamarlo. Sonny al parecer pasaba por una ‘edad del pavo músical’, ya que sus temas no contaban con una clara diferenciación y desde lo personal no decidía con qué nombre quería ser reconocido.

Todo se aclaró con un solo tack: My name is Skrillex, que luego sería el nombre de la primera producción de Skrillex. Con un inicio de distorsión, el track que marcaría a fuego la carrera del norteamericano, indica la inestabilidad de esos tiempos, para luego tomar claridad y dejas claro que su nombre era Skrillex.

[title]Korn y Mortal Kombat[/title]
Caminar por la ‘edad del pavo musical’ para Skrillex, donde encontraba su verdadera voz, también le sirvió para saber cómo colaborar con artistas para no cerrar y vincularse demasiado. Claro ejemplo es la colaboración con Korn, que es una de las primeras que no lo vincula demasiado con el grupo, fue claro, un tema y punto, nada más. Está de más decir que la junta fue un éxito que se plasmó en GET Up!

Otra colaboración o aparición de Skrillex se da en el video publicitario de Mortal Kombat 9. El tema ‘Reptil’s’ aparece a lo ancho y largo del comercial y como efecto rebote este se hace popular y se acrecienta la fama de Skrillex, que hasta ese año, 2011, aún no gozaba de una fama mundial o general.

[title]El salto: Bangarang[/title]
El mismo año del comercial de Mortal Kombat 9 aparece Bangarang. Este tema merece un apartado. La popularidad de Skrillex debe demasiado a este tema. Fue el encargado de sacar a la luz al chico raro del dubstep.

Es el punto de quiebre en la carrera de Skrillex. Ni él mismo pudo haber dimensionado que este tema lo arrojaría al público. Los detalles técnicos del tema fueron elogiados por Dan LeRoy, en su artículo para Altpress, quien describió al EP Bangarang como “una larga adrenalina de acordes del teclado punzantes, samples vocales recortados y la marca Skrillex: retorcidos y chillones sonidos del sintetizador”.

El tema fue un éxito en Francia, Holanda, Reino Unido y muchos otros países. Debutó en el cuarto puesto en la Bubbling Under Hot 100 e ingresó a la lista Billboard Hott 100, donde inició en el puesto 95 y escaló hasta el 72 donde permaneció durante 20 semanas.

Ahora, reflexionemos lo que pasó en Asunciónico 2015. Lo de ‘Los ojos rojos’ de Kachiporros es el mayor logro de la banda paraguaya. Skrillex decide hacernos “sentir el movimiento” antes de Bangarang, en el mejor show del evento. Aparentemente un detalle, pero tiene dos aristas que tocas. La primera, es el punto clave que hace del show inolvidable para todos y segundo, el tema después de ser usado por Skrillex se disparó en reproducciones en Spotify, lleva más de 301.000, dejando en segundo lugar a ‘El Metal’ con tan solo más de 150.900 reproducciones.

[title]El resto es historia[/title]
Este niño raro nacido un 15 de enero de 1988, sufrió bullying, fue considerado un referente emo, pero muy poco venerado por el aporte al dubstep y géneros similares. Un niño que al comienzo no tenía claro lo que deseaba musicalmente, pero no paró hasta encontrar su lugar en la música, una vez que encontró su espacio, el resto es historia.

Recess, un éxito. El Grammy por ‘Cinema’. No hablemos de Jack Ü, el producto que junto a Diplo vienen promocionando, que es sin duda un ejemplo a nivel musical y colaborativo, bien al estilo Skrillex.

Un artista que pasó por buenas y malas, pero que en este momento viene en la cresta de su ola musical. La recomendación es que si tienen la posibilidad de escucharlo en vivo lo hagan, es muy diferente a escucharlo en Spotify, tiene el show armado para cada ocasión, no repite mucho su repertorio y escuchar Make It Bun Dem es un privilegio que junta el dubstep con el ADN del Tío Bob.