[sharify]

La guerra de Siria ha provocado la mayor crisis de refugiados de la historia desde la II Guerra Mundial. El mundo ha colapsado, por si necesitemos más pruebas.

Han pasado cuatro años desde que comenzó la guerra en Siria (+85.000 desaparecidos). Han sido las imágenes de refugiados cruzando el Mediterráneo las que han despertado muchas conciencias ciudadanas. Y, antes de que la fotografía del pequeño Aylan ahogado en las costas griegas quede en el olvido, y a la espera de que se coordine la ayuda humanitaria, podes sumar tu petición por saber en dónde están los desaparecidos.

Siguiendo en la línea Giorgos Kosmopoulos, Director de Amnistía Internacional en Grecia, recuerda lo que le dijo una mujer Siria migrante en Europa “Si no fuese por la guerra no habríamos recorrido el camino para llegar aquí”, y continúa “Antes de la guerra, Siria era un paraíso para vivir […]. Si no fuera por la guerra no habríamos recorrido todo este camino para llegar hasta aquí […]. tratábamos de tirar adelante con nuestras vidas, hasta que ambas partes empezaron a llevarse a nuestros hijos como combatientes y las bombas empezaron a caer sobre nosotros”.

Kinan Masalmeh de tan solo 13 años también ha conmovido  con su súplica “Por favor, ayuden a los sirios”, instó, según la cadena Al Jazeera.

“Es hora de que Europa termine con la vergüenza de los refugiados” opinan desde Amnistia Internacional. Alrededor de 1.700 personas refugiadas y migrantes murieron mientras intentaban atravesar el Mediterráneo sólo entre enero y abril de 2015.

Con independencia de cómo lleguen a un país y con qué objetivo, el derecho internacional protege a todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo:

–  La Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 14) afirma que, en caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.

– La Convención de la ONU sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 protege a las personas refugiadas contra la devolución a países donde corren el riesgo de ser perseguidas.

Cada día, en todo el mundo, hay personas que deben tomar la decisión más difícil de su vida: abandonar su hogar en busca de una vida mejor. Más de 230 millones de personas viven fuera del país donde nacieron. Eso supone aproximadamente el 3 por ciento de la población mundial. Se calcula que al final de 2013 había en el mundo unos 14,2 millones de personas refugiadas.