ActualidadPeliculas y SeriesTop

Sense8 se despide con una fantástica película final

(Por Gustavo Guillén) Luego de dos temporadas polémicas, a pedido de los fans, el final de Sense8 llegó con una película de dos horas de duración que se puede ver en Netflix, la misma está dirigida y creada por las hermanas Wachowski, autoras del film Matrix. Amor Vincit Omnia, del latín El amor todo lo vence, es el título del último capítulo en formato extendido.

Sense8 cuenta la historia de ocho personas de diferentes partes del mundo, llamados sensates, nacieron el mismo día, un 8 de agosto y descubren que poseen unas extraordinarias habilidades psíquicas. Están vinculados mentalmente y lo comparten todo, recuerdos, conocimientos, experiencias, como si fueran una sola persona. Pueden comunicarse y relacionarse físicamente entre ellos como si estuvieran en la misma habitación, aunque estén en distintos puntos del planeta.

El elenco está conformado por: Riley Blue (Tuppence Middleton), Will Gorski (Brian J. Smith), Nomi Marks (Jamie Clayton), Kala Dandekar (Tina Desai), Wolfgang Bogdanow (Max Riemelt), Sun Bak (Doona Bae) y Lito Rodriguez (Miguel Ángel Silvestre).

Amor Vincit Omnia, del latín El amor todo lo vence, es el título del último capítulo en formato película. La trama continúa como había quedado la segunda temporada, cuando Wolfgang es secuestrado por la BPO, pandilla de antihéroes, mientras que los siete miembros sensates tienen a Whispers, villano principal, buscan la forma de hacer un intercambio entre ambos rehenes y acabar con el mal de una vez por todas. Momento cumbre, con mucha pasión y sexualidad en el cierre, donde los personajes celebran la victoria, con un majestuoso apoyo de juego de cámaras en París para endulzar un final magistral.

En la premiere de la película, sorprendió Linda Perry con su presencia, quien fuere vocalista de la banda noventosa 4 Non Blondes, junto a parte del staff y actores cantaron al son de ‘’What’s Up’’ para una emotiva despedida a una serie que pasará a la historia como una de culto por tratar la omnipresencia del amor humano sin importar la raza o creencia.