Actualidad

Se habla por primera vez de diversidad sexual en el Vaticano

(Por Camila Serena R.K.) Por primera vez en la historia se abre el diálogo sobre la diversidad sexual en el Vaticano, la Congregación para la Educación Católica ha publicado el documento “Varón y mujer los creó. Para una vía del diálogo sobre la cuestión del gender en la educación”. Con el fin de “ofrecer” reflexiones que puedan orientar y apoyar en la educación de las nuevas generaciones sobre las cuestiones de la sexualidad humana.

Este documento que se compone de 3 capítulos: Escucha, razona y propone, pretende decir no a “la ideología de género” pero sí a los “estudios de género”, con respecto a las investigaciones que se centran en profundizar en cómo las culturas representan la diferencia sexual entre el hombre y la mujer.

Lo que parecía ser una avance, resultó ser un estudio ambiguo, que en capítulos redirecciona a Dios sobre las decisiones del ser humano, delimitándolo a sus distintas tareas originarias según la Iglesia Católica, entiende a las transformaciones de las relaciones interpersonales y sociales que se han ondeado con la “bandera de la libertad”, como una devastación espiritual y material en innumerables seres humanos, especialmente a los más “vulnerables”.

“Es cada vez más evidente que la decadencia de la cultura del matrimonio está asociada a un aumento de pobreza y a una serie de numerosos otros problemas sociales que azotan de forma desproporcionada a las mujeres, los niños y los ancianos. Y son siempre ellos quienes sufren más en esta crisis” plantea el documento en el capítulo Proponer, sección La sociedad.

Y en otras, como en la sección Puntos de Encuentro, apela al reconocimiento público de la libertad de elección del género, la pluralidad de uniones, y la no discriminación.

“Un punto de encuentro es la educación de niños y jóvenes a respetar a cada persona en su particular y diferente condición, de modo que nadie, debido a sus condiciones personales pueda convertirse en objeto de acoso, violencia, insultos y discriminación injusta. Se trata de una educación a la ciudadanía activa y responsable, en la que todas las expresiones legítimas de la persona se acogen con respeto”.

El cardenal Giuseppe Versaldi comunico al Vatican News que este documento “No es un documento doctrinal, sino más bien metodológico, en el que se habla de cómo educar a las generaciones más jóvenes para que se ocupen de estos temas en un momento en que hay mucha confusión al respecto”.

Por último, el Vaticano plantea esta nueva tesis como la reflexión a la “desnaturalización” que se ha inculcado en la cultura de nuestro tiempo, una creciente contraposición entre naturaleza y cultura. También señala que el objetivo sobre todo es borrar la diferencia sexual, para convertirla irrelevante en el desarrollo de la persona ante unas teorías de género que se alejan del dato natural.