Conciertos

Los vientos de cambio que fueron de Scorpions

“La Revancha”, denominación desafiante para el tan esperado show de la agrupación alemana Scorpions, quienes 4 años atrás se vieron obligados a suspender lo que iba a ser su primera presentación en Paraguay debido a una enorme tormenta, la cual finalmente no llegó con tanta intensidad a Asunción como en otras ciudades de los alrededores, para suerte de todos los fans presentes, quienes habían esperado horas para ver a la sexagenaria banda aquel 18 de setiembre del 2012.

Esta vez los vientos de cambio se llevaron el anunciado temporal desde tempranas horas por el pronóstico del tiempo, a pesar que durante la espera se veían caer angustiosas gotas que podrían hacer de esa noche un maldito Deja vú, convirtiendo finalmente las largas horas en una noche intensa, llena de emociones y rock and roll acompañado de un clima espectacularmente fresco con un suave viento que acariciaba el imponente escenario, desplegando a su vez en la veterana banda varias escenas con ventarrones cual si fuera una película de Hollywood.

Foto: Lili Bordón Ríos.
El pronóstico del tiempo amenazó pero finalmente el clima estuvo a favor del rock. Foto: Lili Bordón Ríos.

No faltaron quienes se burlaron de la fecha maldita, deseando que el concierto vuelva a suspenderse, tanto que en redes sociales incluso volvió a viralizarse la noticia de la suspensión del concierto de hace 4 años.

Los encargados de preparar el terreno para lo que iba a ser una poderosa noche de puro rock, fueron los Steinkrug, quienes esta vez realmente pudieron concretar su papel como teloneros de la legendaria banda alemana.

50 años, medio siglo de carrera, Scorpions decidió cumplir una promesa y festejar con el tan emotivo público paraguayo su gira “50th Anniversary World Tour”. Nuestro país fue el único destino de la gira en Latinoamérica.

Alrededor de 18 temas, los Scorpions se adueñaron del Jockey con su majestuoso y característico sonido, haciendo un repaso de todos sus temas y por todas las décadas.

Un increíble despliegue escénico se pudo admirar apenas comenzaron los primeros acordes de Going Out With a Bang. Enormes pantallas LED, con coloridas y diversas imágenes jugaban en el enorme escenario a la par que los alemanes hacían de las suyas con el público. Con Make It Real Not Fantasy, las pantallas se tiñeron de tricolor con la bandera paraguaya acompañando el show.

La ya conocida lengua, que sobresale del escenario, donde los músicos utilizaron en reiteradas ocasiones para lograr una mayor interacción con el extasiado público quienes coreaban a la par las canciones de los alemanes. El show continuó con temas como The Zoo, To of the Bill, We Built This House, entre otros, y los tan esperados como Wind Of Change, No One Like You y el Rock You Like a Hurricane, tema con el que se despidieron dejando una explosión de adrenalina en el público.

Foto: Lili Bordón Ríos.
La infaltable bandera paraguaya, tiñendo el escenario de la legendaria banda alemana. Foto: Lili Bordón Ríos.

No olvidemos el “aguije” de Klaus, con un particular y cómico acento, convirtiendo los momentos en emotivos encuentros con la banda, el ya obligado “Rohayhu Paraguay” y el saludo “¿Mba’eichapa Paraguay?”.

Durante el show los músicos no solo lograron una perfecta interacción, también dejaron obsequios arrojando hacia el público palillos, toallas, hasta púas de guitarra, regalándoles un recuerdo, un premio, un trofeo a sus más fieles seguidores.