Articulos

Santiago Leguizamón: Prefiero la muerte física a la muerte ética

“Prefiero la muerte física a la muerte ética”, así se despedía el periodista Santiago Leguizamón de su enlace en Puertas Abiertas desde ZP 31 Radio Mburucuyá con Humberto Rubín en Ñanduti el 26 de abril de 1991, minutos después, era acribillado en “tierra de nadie”. A 25 años del asesinato el crimen permanece impune.

Rubín: Te pido por favor que te cuides, Santiago.

Leguizamón: ¿Eh..? ¿Todavía querés que me cuide?

Rubín: ¡Mucho más que antes!

Leguizamón: ¿Vos escuchaste algún dato importante por ahí?

Rubín: Sí, sí.

Leguizamón: Je, je…

Rubín: No es para reírse. En serio, no es para reírse, Santiago. Estoy seriamente preocupado. Así que, por favor, te vuelvo a reperir: ¡Cuidate!

Leguizamón: ¡Gracias, Humberto!

Rubín: Parece que no me toma muy en serio. Tiene problemas muy serios allá, en Pedro Juan. ¡Muchísimas amenazas hay!

Leguizamón: Hay dos clases de muerte, Humberto. Una es la muerte material, la muerte física. Y otra es la muerte cuando uno abandonó la ética y la voluntad de trabajo.

En el artículo “¿Quién me ha robado el mes de abril?” sobre el caso Leguizamón, publicado en el sitio web Impunidad.com de la SIP, Elías relata: “La mujer de Leguizamón, Ana María Morra, radicada con sus hijos en Asunción por aversión a la inseguridad en Pedro Juan Caballero, sabía que su marido tenía una foto comprometedora. Tan comprometedora que la Embajada de los Estados Unidos estaba interesada en obtenerla”.

“Posaba en ella, al parecer, el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, con Yamil y Rodríguez, presidente de la República hasta 1993″. Nada se habló de la foto durante el proceso judicial, signado por la lentitud, las irregularidades y la ineficacia”, recuerda el relator de la SIP. “El presidente Rodríguez, censurado por el gobierno de los Estados Unidos por supuestos vínculos con el tráfico de drogas y por las sospechas que provocaba el origen de una inmensa fortuna que incluía casas de cambio de moneda extranjera e importantes propiedades, murió en 1997 en Nueva York como consecuencia de un cáncer de colon. “No descansaremos hasta atrapar a los asesinos”, había dicho después del crimen. Ni él ni sus sucesores, Juan Carlos Wasmosy, Raúl Cubas Grau, Luis González Macchi y Nicanor Duarte Frutos, demostraron interés en resolver el primer homicidio de un periodista en la historia contemporánea de Paraguay”, agrega.

[title]Sindicato de Periodistas del Paraguay dice que el oligopolio de medios de Horacio Cartes afecta a la democracia[/title]

Monolito a Santiago Leguizamón. Fotografía: Cuartopoder.info
Monolito a Santiago Leguizamón. Fotografía: Cuartopoder.info

En un comunicado por el Día del Periodista Paraguayo -conmemorando la salida a la calle del primer periódico nacional: El Paraguayo Independiente, el 26 de abril de 1845, durante el gobierno de Carlos Antonio López- el SPP comparte “Horacio Cartes, el titular del Poder Ejecutivo, además de detentar el poder político y económico, es propietario de un oligopolio mediático dedicado a promocionar su figura y a denostar contra la disidencia, en especial contra las organizaciones sociales críticas a su gestión, las más de las veces a través de la descalificación e incluso la mentira, emulando los métodos de propaganda gubernamental de la dictadura. Este escenario es incompatible con la democracia, que no solo se constituye en una violación de la libertad de expresión de los periodistas, sino también del derecho de la ciudadanía de estar informada y de recibir información de fuentes plurales.

El contexto actual de acaparamiento también implica una creciente precarización laboral y reducción del mercado de trabajo, que se resiente aún más por la pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores de prensa, deteriorando la calidad de vida de los colegas. A esto se añaden los constantes ataques del gobierno contra los sindicatos, amparando las violaciones laborales cometidas por las patronales”.

[title]Día del Periodista Paraguayo: 14 de abril de 2016 – Censura en Diario La Nación del Grupo Cartes[/title]