Peliculas y SeriesTop

Razones para ver la película “El Hilo Fantasma”

El Hilo Fantasma (Phantom Thread) de Paul Thomas Anderson es un largometraje de un deleite audiovisual exquisito, nominado a seis premios Oscar, y por eso te contamos por qué no podés dejar de ir a verla.

La trama de la película está ambientada en el mundo de la moda de 1950 en Londres, y nos trae la historia de Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis), un diseñador de moda que se encarga de diseñar el vestuario de miembros de la alta sociedad y de la familia real. Su vida fastidiosa se ve interrumpida por la llegada de Alma (Vicky Krieps) una joven que se convierte en su amante y musa.

RAZONES PARA VER PHANTOM THREAD

Paul Thomas Anderson

Paul Thomas Anderson previamente ha dirigido grandes películas como There Will Be Blood -donde Daniel Day-Lewis también es protagonista- y Magnolia, un lindo historial como para prestar atención a este último trabajo. Anderson, además de dirigir el film, escribió el guión y estuvo a cargo de la fotografía. Básicamente podríamos presentarla como una historia de amor, explorada desde su visión particular y desarrollo de personajes donde podemos ver alienación, soledad, el pasado inquisidor y relaciones disfuncionales. Retratando con suma delicadeza e intriga, el ambiente, los roles, y por sobre todo los sentimientos.

Daniel Day-Lewis


Daniel Day-Lewis desarrolla un personaje reservado y difícil, solitario y completamente entregado a su vocación, la de diseñar vestidos excepcionales para la alta sociedad. Sin tiempo para relaciones personales profundas que lo distraigan de su propósito de vida. Por este papel ha sido nominado a Mejor Actor en la reciente edición de los Oscars, vencido por Gary Oldman. Day-Lewis ya es poseedor de 3 Premios de la Academia, convirtiéndose en el único actor masculino en la historia en ganar 3 veces en dicha categoría. Y por si fuera poco, se retiró luego del estreno de Phantom Thread por lo que fue su última película. Listo, anda a verla.

Banda sonora
La banda sonora está enteramente compuesta por Jonny Greenwood, guitarrista de Radiohead, una banda amiga del director, ya que han trabajado en conjunto en varias oportunidades. Además Jonny también ha trabajo en otras bandas sonoras del director, como There Will Be Blood (2007), The Master (2012), Inherent Vice (2014) y Junun (2015).

Tras conversaciones previas y haciendo un análisis de la música de la época en que la historia se desarrollaría, las principales referencias a tomar fueron Nelson Riddle y Glenn Gould. El primero fue un  director de orquesta, arreglista y orquestador, conocido por sus arreglos jazzísticos de big band. El segundo, fue especialmente reconocido como intérprete de la obra para teclado de Bach, a lo que Greenwood recurrió para las escenas del protagonista Reynolds Woodcock: un montón de música obsesiva, minimalista y barroca. Según el compositor, en dichas conversaciones, Anderson hizo muchas referencias a las historias de vampiros, por lo que ciertamente hay un poco de eso en la historia, la chica del pueblo atraída a la casa grande, lo que le dio un toque de cierto romance oscuro a la música.

El vestuario


El vestuario toma las riendas de la película de una manera secundaria, por más que se centre en la alta costura de los cincuentas, específicamente en Londres. El encargado para esta tarea es Mark Bridges, ganador del Oscar a Mejor Vestuario para la película The Artist (2011) y nuevamente en la edición 2018 por Phantom Thread, dejando atrás a The Beauty and The Beast, The Darkest Hour y The Shape of Water. La película de Anderson no sólo se trata sobre la el diseño y confección de prendas de alta costura, sino su relación con su creador y cómo estás van impregnadas de su carácter, definiéndolo en cada modelo, único para cada cliente. Y por sobre todo, de ese “hilo fantasma” que va escondido en cada vestido, puesto ahí a propósito, sin que nadie lo note, sin que moleste a nadie. La marca del diseñador, acompañando su obra. Las influencias tanto para Anderson y Bridges fueron los diseñadores Charles James, Cristóbal Balenciaga y un poco de Christian Dior.

Las mujeres


Si bien la trama gira en torno a un protagonista hombre, son las mujeres que lo rodean las que dictan el curso de la película. Por un lado tenemos a Alma, una simple chica que trabaja de camarera en un restaurant en un pueblo en las afueras de Londres, que inesperadamente se roba la atención de Reynolds para convertirse luego en su asistente, dejando al espectador confundido sobre su relación que no es explícita en un principio, pero que después va desarrollándose para conciliarla como su musa y amante. Por otro lado tenemos a la hermana de Reynolds, Cyril (Lesley Manville), quien no solo dirige la empresa junto a él, encargándose de la parte administrativa y el día a día, sino que influye altamente en las decisiones que el diseñador toma, tanto laborales como personales.