[sharify]

Si escuchas a un niño decir “quiero ser minero” no lo juzgues, puede que tenga una visión futurista tremenda y no esté triste sólo por leer “Las venas abiertas de Latinoamérica” de Eduardo Galeano, ojo, está siendo realista.

La minería formó parte de la historia de la humanidad desde tiempos remotos y en la actualidad evoluciona a lo llama “Minería Espacial”, una industria emergente y para sorpresa de muchos ya está generando dinero.

Según exploraciones de la NASA, existen más de 1.500 asteroides orbitando la Tierra a una distancia menor que la Luna. Estos son los primeros objetivos de empresas como Planetary Resources y Deep Space Industries que buscan cazarlos con el fin de minarlos para obtener elementos como platino o agua.

Para dimensionar la importancia de estas exploraciones y entender el por qué la industria está recaudando miles de dólares en inversión, basta decir que un asteroide de quinientas toneladas puede llegar a tener tres veces más platino que el encontrado en la Tierra.

La pionera Planetary Resources
La empresa dirigida por Chris Lewicki, intenta lanzarse al espacio en búsqueda de platino, un material bastante escaso en la Tierra, pero según exploraciones, abundante fuera de nuestro planeta. La posibilidad de traer este material es de mucha ayuda para la tecnología como catalizadores para motores.

Con la extracción de platino a los denominados asteroides de tipo M se podría experimentar y producir objetos útiles que llevan este elemento como pieza principal sin miedo a la escasez.

Pero todo gran paso requiere de pequeños, y Planetary Resources es consciente de ello. El empuje inicial de la empresa dirigida por Chris Lewiski se llama Arkyd 100, un pequeño satélite que tiene como objetivo descubrir los asteroides más cercanos para luego pasar a minarlos.

Lo lindo y raro para muchos es que este satélite esperó ser financiado por una campaña de crowfunding y para sorpresa de todos, lo logró. Esta es la campaña realizada por el CEO de Planetary Resources.

Este es el año en que estamos esperando ver los satélites de Planetary Resources partir para el espacio y retornar con información que puede definir el futuro de los recursos naturales en el planeta.

Deep Space Industries
Con un nombre más ambicioso, DSI busca agua en el espacio. Si bien se trata de un elemento abundante, es de vital importancia para la especie humana. No es con el fin de evitar la famosa Tercera Guerra Mundial sino para combustible de próximo viajes, si, el oxígeno e hidrógeno que posee este elemento sirven de combustible en los viajes de exploración.

También se puede jugar con la idea de abrir el sistema solar mediante la exploración de este elemento, pero eso sería ir muy rápido. Al igual que Planetary Resources, DSI tiene pequeños pasos antes de conquistar la industria de minería espacial.

Con su FireFly busca la exploración directa a diferencia del Arkyd 100 que solo se limita al rastreo. Este satélite buscará estudiar el potencial de asteroides en misiones de seis meses, para dar paso al DragonFly, una sonda que tiene como objetivo traer los asteroides a la tierra.

El año clave
El 2015 es el año de la minería espacial, ya que las dos empresas referentes en la industria buscan lanzar sus sondas. Hasta el momento no se conocen novedades sobre el estado de los proyectos, pero queda medio año y esperamos sea en este segundo semestre que el Arkyd 100 o el FireFly salgan del planeta y nos empiecen a tirar datos que empezarán a cambiar la forma de ver los recursos naturales para siempre.