Articulos

Permiso a Froilán: un premio inadmisible a la corrupción

Consideramos que el permiso concedido al rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Froilán Peralta -durante la investigación de los actos de corrupción que se le atribuyen-, es un “premio” inadmisible para quienes acompañamos las luchas por reivindicaciones justas para el estudiantado del país.

Pedimos a las autoridades nacionales y, en especial, al Gobierno Nacional, de abstenerse a utilizar mecanismos represivos y autoritarios contra la movilización que realizan los estudiantes y docentes dentro del campus de la UNA. Esto sólo significará un abierto y evidente apoyo al robo generalizado que se instaló en la mayor Universidad Nacional del Paraguay.

Hacemos un llamado para la renuncia irrevocable del rector Peralta, quien con su accionar ha mancillado la noble labor de educar a una generación. Los jóvenes son los agentes de cambio, nuestro futuro a corto y mediano plazo; por lo que resulta urgente garantizarles una supervivencia en valores, una mejor calidad de vida a través del conocimiento adquirido, un crecimiento íntegro como ciudadanos y profesionales, y sobretodo, potenciar el desarrollo de futuros líderes comprometidos con la nación.

La tensión generada hoy entre directivos, funcionarios y estudiantes de la UNA es el resultado de una sociedad que ya no calla y está dispuesta a defender sus derechos ante toda circunstancia. Froilán debe asumir la responsabilidad de sus actos, que han llevado a este punto crítico.

Ante la gravedad de los hechos denunciados y la difusión de los mismos por los medios de prensa, no podemos minimizar la magnitud del perjuicio que ya está causando no solamente a la UNA, sino también a todo el ámbito educativo, por el nefasto precedente de los posibles ilícitos denunciados.

Apoyamos y acompañamos las movilizaciones estudiantiles y docentes que se están realizando para lograr la renuncia del citado señor Peralta. Consideramos que toda la ciudadanía consciente y activa, puede y debe acompañar y cooperar con los estudiantes, docentes y funcionarios que se movilizan y manifiestan exigiendo la renuncia de Froilán Peralta.

Invitamos a las organizaciones ciudadanas y sociales a unirse en una movilización ciudadana por la renovación, trasparencia y honestidad en la UNA, y como miembros activos de la ciudadanía, apelamos a una pronta y exhaustiva investigación que devele la realidad de los hechos así como el grado de los daños. Solo así dejaremos a buen resguardo la historia y nombre de esta emblemática casa de estudios, hoy en riesgo.