Actualidad

Presos por sin tierra

A 4 años de la Masacre de Curuguaty, sin sustento probatorio documental (científico) que pruebe algún delito, la Fiscalía paraguaya solicitó al Tribunal de Sentencia penas privativas de libertad para los presos y presas de Marinakue:

Rubén Villaba: 30 más 10 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Luis Olmedo: 25 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Arnaldo Quintana: 20 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Nestor Castro: 20 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Felipe Benítez: 5 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Adalberto Castro: 5 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Alcides Ramírez: 5 años en la penitenciaria de Tacumbú.
Juan Carlos Tillería: 5 añosen la penitenciaria de Tacumbú.
Fani Olmedo: 8 años en la penitenciaria del Buen Pastor.
Dolores López: 8 años en la penitenciaria del Buen Pastor.
Lucía Aguero: 8 años en la penitenciaria del Buen Pastor.

La Fiscala empezó juicio diciendo “El 15 de junio del año 2012 en la propiedad conocida como Campos Morombí” ¿Y Marina Kue? Bueno… ya olfateando el lado de la historia, quedan las preguntas ¿Presos por sin tierra? ¿Presos por querer vivir? ¿Presos por ser pisoteados en derechos humanos? y muchas otras.

Uno de los fiscales también entre baba y baba, criminalizó a los no-urbanos -que posiblemente ni se bañen- refiriéndose a ellos como “Grupo de soldados campesinos” ¿La policía no montaba armas de guerra?

¿Hasta cuando?