[sharify]

“Es el contenido, estúpido!” parecieran gritar los directivos del boom Netflix al hacer recorrido por sus documentales y series originales. La siguiente nota no es análisis de absolutamente nada, solamente decir y afirmar que: los nuevo embotellados de éxito de la suscripción a contenidos tienen como tema central a la sociedad cívil organizada, sea ésto en modo literal, o en algún chiste de serie, o alguna anécdota documental histórica. A continuación, recomendadas producidas con sabor a revolución.

De los productores-distribuidores de Daredevil, Narcos, MR. Robot, aún hay más, mucho más, además de Jessica Jones, Sense8, House of Cards, Orange Is The New Black, y varias más. ¿Hay algo en común? sí, son series de la putísima madre tocando temas que no se tocan por mantener al filo a la audiencia con la pipoca de siempre. Capaz y por eso, Netflix cerrará el año con aproximadamente 70 millones de usuarios en el mundo. Su primer mercado de expansión fue Latinoamérica (en los últimos meses entraron a España y también Japón).

¿Hay más? Sí, por ejemplo, los documentales.

“Los gobiernos saben que el éxito de las sociedades del futuro depende de las conexiones a Internet” decía el CEO de la compañía Netflix en una vuelta por Buenos, Argentina. Será por esta visión que llevan adelante esfuerzos como el documental Winter On Fire, que retrata la revolución Ucraniana -que había comenzado con una pacífica marcha estudiantil-; también se puede citar a The Act Of Killing con contenido político y también histórico, en una recopilación de los hechos sucedidos en Indonesia de la mano de los movimientos anti-comunistas y sus asesinatos durante los años 1965 y 1966. O, Downladed, la historia de Napster -digamos, el papá de Spotify y Google Play, etc- Y por último, otro documental recomendado: Restrepo, retrata la experiencia de periodistas enviados a la guerra de Afganistán y el contexto político y conflictivo en el cual tienen que sobrevivir.

netflix-and-chill-memes 2015

A pesar de que la compañía no divulga otros datos de su audiencia que su número de abonados por región (en América latina tiene 5 millones de clientes), hay reportes que reflejan a Brasil, México y la Argentina como sus “mayores mercados” en el continente, y que están “sumando más abonados cada día”, por lo que sus mayores esfuerzos están abocados a encontrar aquí “grandes series que sean atractivas para el resto del mundo”, como ya se vio con las primeras producciones originales de Netflix en castellano, la mexicana Club de cuervos y la colombiana Narcos. También se ha anunciado que estarían trabajando una producción con alianza brasilera, sería una sci-fi que estrenaría durante el año 2016.