Noticias Mundo

Netflix vence a Hollywood en el frente Black Lives Matter

Mientras que la meca del cine continúa tambaleándose para ser más inclusiva que las minorías, el gigante del streaming ha abrumado al poner la carrera en el centro de la programación. El columnista del “New York Times”, Ben Smith, destacó el progreso de la carrera que comenzó en el verano de 2015, cuando los empleados negros de Netflix presentaron un memo con un punto de poder para advertir a la compañía que estaba perdiendo con el público de color un boom definido en ese momento por “Empire” en Fox y “Black-ish” por ABC. “El memorándum afirmó que Netflix estaba gastando más en contenido destinado al público británico y fanáticos del ‘anime’ que a los estadounidenses negros”, escribe Smith. Había sido el comienzo de una revolución.

2015 para el cine estadounidense había sido un año clave: La ausencia de nominaciones de actores y actrices negras para los Premios de la Academia y la no nominación de Ava DuVernay para Selma llevaron al nacimiento del movimiento #OscarSoWhite. “Hollywood se ha salido de su camino – tarde, torpemente – para mantenerse al día. Ahora estoy persiguiendo a Netflix, que ya era una amenaza en el frente de la tecnología y el modelo comercial”, dice Smith.

Los resultados están bajo los ojos de cualquiera que abra el servicio de transmisión: desde el 10 de junio, en plena protesta Black Lives Matter después del asesinato del negro George Floyd por la policía blanca en Minneapolis, Netflix ha puesto en la portada una colección “BLM “de hasta 56 espectáculos, películas y documentales, incluyendo” Da Five Bloods “de Spike Lee, la miniserie DuVernay” When They See Us “sobre cinco niños negros condenados injustamente por violar a una mujer blanca en Central Park, y el documental “13º” del mismo director sobre los encarcelamientos masivos de negros en América.

“Netflix tiene una gran colección de títulos. Es el distribuidor de imágenes en negro más grande del mundo”, dijo DuVernay, quien para el gigante de la transmisión está produciendo una nueva serie sobre el ex campeón de la NFL Colin Kaepernick.

En 2015, solo dos millones de familias negras se suscribieron a Netflix: el 5% del total, un porcentaje que desde entonces ha crecido en línea con las estadísticas demográficas. Después de una serie de contratiempos, el proceso se aceleró tanto en términos de contratación como de acuerdos, incluido en 2018 uno de los más destacados con Higher Ground Productions, la productora de Barack y Michelle Obama. Hay muchos factores que el New York Times ha tomado para explicar la nueva sensibilidad: el hecho de que el jefe de contenido Ted Sarandos esté casado con Nicole Avant, hija del empresario negro Clarence Avant, apodado “El padrino negro” y en el centro de un documental de Netflix del mismo título publicado en 2019.

El servicio de películas y series por streaming llegó para quedarse, es el futuro en el presente, algo que está dejando huellas y no se marchará tan fácilmente.