Peliculas y Series

Netflix da la espalda a sus superhéroes

En las próximas semanas aterrizará en la gran pantalla uno de los estrenos más esperados de todo el año: “Aquaman”. El rey de la Atlántida y miembro de la Liga de la Justicia ha despertado un gran interés entre el público en la que será su primera película en solitario, reafirmando así el enorme éxito que las producciones sobre superhéroes están viviendo en la última década.

Marvel y DC se han puesto manos a la obra y han tratado de llevar al mayor número de personajes de sus cómics a la pequeña y gran pantalla. Por el momento, el género se ha convertido en uno de los más rentables y las cintas se suceden unas a otras con espectaculares cifras en taquilla. Sin embargo, parece que hay a quien estos personajes con superpoderes no terminan de convencerle.

Este es el caso de Netflix, que de manera inesperada ha cancelado la serie “Daredevil”, tan solo un par de meses después de haberse deshecho también de “Iron Fist” y “Lucas Cage”. El diablo de Hell’s Kitchen no vivirá más aventuras en la famosa plataforma de streaming, que tras una tercera temporada cargada de momentos de acción y nuevos villanos no ha renovado la ficción por una nueva tanda de capítulos. La relación entre Marvel y la compañía liderada por Reed Hastings se inició hace tres años, cuando en abril de 2015 veía la luz el primer episodio de la serie protagonizada por Charlie Cox en el papel de Matt Murdock. Aquella primera entrega tuvo tan buena acogida que Netflix no solo anunció una nueva temporada, sino que también llegó a un acuerdo con Marvel para desarrollar tres nuevas series basadas en diversos personajes del universo marvelita: “Jessica Jones“, “Iron Fist” y “Lucas Cage”, a las que más tarde se sumarían “The Punisher” y la miniserie “The Defenders”.

La segunda entrega de “Daredevil” llegó en marzo de 2016, de nuevo con una gran acogida entre el público y la crítica, lo que provocó su renovación por una tercera temporada que se estrenó en octubre de 2018 y que se ha convertido en la última. Con 39 capítulos emitidos y un final para nada cerrado, la plataforma de streaming ha optado por darle un final “en su punto más álgido”, tal y como se explica en un comunicado ofrecido por la compañía. Una respuesta que no termina de convencer a los fans y que nos lleva a preguntarnos cuál es el motivo real de esta sorpresiva cancelación.


Estamos acostumbrados al éxito de todas las producciones que llevan el sello de Netflix. La compañía ha experimentado con todos los géneros, desde largometrajes como “La sociedad literaria y el pastel de piel de patata”, pasando por títulos de animación como “(Des)encanto” y “Bojack Horseman” hasta llegar a sus ficciones seriadas, tan variadas como su propio catálogo. La plataforma también se ha dejado seducir por el género documental, el cual aborda desde diversas perspectivas: desde el ámbito sanitario, con títulos como “Salud a la venta”, el de los medios de comunicación con “Nobody Speak: Por una prensa libre”, o el de los deportes, con proyectos protagonizados por algunos de los deportistas más importantes en sus respectivas disciplinas, como “Kidpoker”, un documental sobre el jugador de póker canadiense Daniel Negreanu, “Boca Juniors Confidencial” sobre el famoso equipo argentino de fútbol o “Boris Becker: El jugador”, título centrado en el reconocido tenista alemán.

Todas sus nuevas apuestas triunfan entre sus suscriptores y el número de cancelaciones suele ser muy reducido. “Daredevil” no era ninguna excepción, y en la actualidad contaba con un gran número de seguidores en la plataforma que avalarían la puesta en marcha de una cuarta temporada.

Entonces, ¿por qué la compañía la ha cancelado? El elevado coste de la producción podría ser una explicación, y es que Netflix parecería estar más interesada en invertir grandes sumas de dinero en sus propias producciones en lugar de en acuerdos multimillonarios con terceros, como sería el caso de Marvel. A pesar de que esta opción se baraja entre las posibles hipótesis, la que cobra mayor fuerza es la que está relacionada con Disney. La inminente salida al mercado de la propia plataforma de streaming del gigante de la animación podría suponer un conflicto de intereses, ya que la compañía querría contar con los personajes de Marvel (empresa que forma parte de Disney desde 2010) para su propio catálogo en lugar de que sean terceros los que exploten sus productos. Esta teoría se sustenta en parte del comunicado que ofreció Netflix, en el que afirma que Daredevil “vivirá en futuros proyectos de Marvel”. Eso sí, la plataforma también garantiza en este comunicado que las tres temporadas podrán seguir viéndose bajo demanda, lo que chocaría con los deseos de Disney de contar en exclusiva con los derechos de emisión.

Habrá que esperar al próximo año para comprobar si finalmente Disney+ recuperará las aventuras del personaje o si la cuarta temporada de “Daredevil”, en cuyas tramas los guionistas ya se encontraban trabajando, quedará perdida para siempre en un cajón.