ArticulosPeliculas y SeriesTop

Netflix: Crítica La Casa De Papel, primera temporada

La serie española La Casa de Papel estrenó en la plataforma Netflix este 2018, atrapando al espectador con emoción de novela y adrenalina de un thriller de acción.

Dirigida-creada por Alex Pina, los 13 episodios de la primera temporada de La Casa de Papel que están habilitados actualmente en la plataforma de streaming en realidad son los 9 que vieron los españoles. Netflix decidió transformar esos 9 capítulos en 13 de poco más de 40 minutos. ¿Cuándo será estrenada la segunda parte de la primera y única temporada de La casa de papel? Netflix confirmó que será el viernes 6 de abril en América Latina, el mismo día que en Brasil.

Una historia que gira en torno a un grupo de ladrores, hackers, especialistas en armas y falsificadores que son reunidos por un hombre misterioso, para invadir el predio de La Casa de la Moneda Española y realizar el mayor atraco en la historia.

Electrizante y emocionante. Es así La Casa de Papel. La narración acompaña a un hombre que se hace llamar El Profesor, personaje de Álvaro Morte, que recluta a personas con habilidades específicas para el más grande robo de la historia. El plan perfecto convoca con nombres de ciudades para proteger la identidad a: Tokio (Úrsula Corberó), Rio (Miguel Herrán), Nairobi (Alba Flores), Berlin (Pedro Alonso), Moscú (Paco Tous), Denver (Jaime Lorente), Helsinky (Darko Peric) y Oslo (Roberto García Ruiz), que verán en su camino a Raquel Murillo (Itziar Ituño), la Alta Policia que intentará negociar con los ladrones que tendrán secuestrados a un grupo de menores y todo el personal de La Fábrica de la Moneda.

La idea es que el público se enamore de los atracadores, que deambulan entre lo bueno y lo malo, rompiendo la lógica binaria en ocasiones. Nairobi “La Matriarca”, una falsificadora que perdió a su hijo por vender drogas, la relación de padre e hijo entre Moscú y Denver, pero no todos son santos, también tenemos al ladrón egocéntrico Berlín, el segundo al mando del Profesor, a Tokio, una “sangre caliente” impulsiva y egoísta, Rio, un alto hacker que no quiere perder el respeto de sus padres.

La tensión sube cuando la trama se pone compleja entre El Profesor y La Negociadora, surge un arco de dos tipos de relaciones, un juego de gato y ratón, donde ella no debe descubrir la identidad de él, en medio de una relación romántica que salpica amor-odio. Mientras pasa el tiempo y los capítulos, se producen billetes, estos impresos justifican que no existe un “robo al pueblo” sino a las más altas esferas bancarias.

¿Tiene mucho de “Latino-Hispano”? Sí, es muy emocional La Casa de Papel, muy ardiente, muy puteadora, pero a su vez, reflexiva en cuanto al uso de poder económico y herramientas políticas de (des)orden. Más aún, cuando suena Bella ciao, una canción popular cantada por los simpatizantes del movimento partisano italiano durante la segunda guerra mundial, cuando -la resistencia- luchaba contra las tropas fascistas y nazis.

Queda al espectador darle categoría y elegir un bando entre los atracadores y los pacificadores. Más que un thriller policial, una serie que acaba dando personalidad y humanidad a cada parte del puzzle, explorando las aristas de lo bueno y lo malo, hasta que ambos quedan irreconocibles.