[sharify]

Alrededor de 4000 pobladores de la comunidad de Kamba rembé (San Pedro, Paraguay) paralizaron escuelas, colegios privados, y la actividad del pueblo, protestando por la destrucción de alrededor de 120 héctareas de marihuana por parte de la Senad.

“Si acá hay rubros alternativos y con buen precio, nadie va a plantar marihuana. Sabemos que es peligroso, pero plantamos forzados, porque estamos desesperados” compartía un poblador de la región, Gabriel Dos Santos con ABC Color. “La gente siempre comenta que los marihuaneros -los que plantan- son corruptos, que esto, que aquello. Pero al final son los marihuaneros -los que plantan- los que más nos sirven en la comunidad, porque ellos hacen hasta de ambulancia cuando necesitamos”, prosiguió.

Otra pobladora, de apellido Santa Cruz, compartió con Paraguay.com que “El kilo de mandioca se vende a 100 guaraníes el kilo, la fábrica de almidón y la de caña de azúcar no funcionan por falta de apoyo estatal. No hay caminos, un médico para todos y solo hasta las tres de la tarde”. Ya en el año 2011 la Senad había decomisado 2900 héctareas en la Iglesia de San Francisco en la misma zona.

Por lo ocurrido, en palabras de Sixto Pereira del Frente Guasu “El hambre no se detiene con garrote”.

San Pedro es el departamento más extenso de la Región Oriental con un área de 20.002 km² (Divididido en 20 distritos) y ocupa gran parte del norte y oeste de dicha región. La población estimada según la DGEEC para el 2013 es de poco más de 360.000 habitantes.
San Pedro es el departamento más extenso de la Región Oriental con un área de 20.002 km² (Divididido en 20 distritos) y ocupa gran parte del norte y oeste de dicha región. La población estimada según la DGEEC para el 2013 es de poco más de 360.000 habitantes.

El narcotráfico como esquema también hace notar  la ausencia de estado en necesidades básicas en San Pedro, ya que la fuerza -represora- de la Senad lo que hace es violentar, y el Gobierno de HC prefiere eso, antes que abrir el debate a otro campo -como la mayoría en la sociedad paraguaya-, el de la legalización y rever esquemas para que el dinero no vaya al mercado negro sino que a la fuerza productiva del país -como lo hecho por Mujica en Uruguay-.

La Senad mientras tanto, sigue hundiendo su imagen en “la lucha contra las drogas”. Como lo emitido en Algo Anda Mal por Canal 13 el domingo pasado, atropellando derechos del ciudadano.

Una fuerza productiva -de cannabis, marihuana– en la zona de San Pedro (Paraguay) que tiene a favor, y mucho (siento utilizado por los narcos, en la llamada ruta del narcotráfico). Por decir:

(1) Geográficamente  tiene salidas directas al este, oeste, norte, y sur del Paraguay.  Más de la mitad del territorio del departamento es apta para la agricultura y en las zonas ribereñas se practica la ganadería. (2) Dos cosechas semestrales dejarían 4000 kg por héctarea a un valor de 20 dólares el Kg. (3) San Pedro del Paraguay -la comunidad Kamba Rembé, y cientos de comunidades en el país- podría ser polo de legalización como departamento homologando con la metodología fijada en varios países como “zonas liberadas al comercio y desarrollo de la producción de cannabis”. Los principales productos de la zona son soja, algodón, caña de azúcar, tabaco, girasol, maíz, poroto, banana, trigo, mandioca, naranjas, pomelo y piña. También cuenta con cultivos de sorgo, mandarina, ajo, habilla, y arvejas, ¿Y sería tan difícil admitir a la marihuana en la lista?.

Todo esto sin hablar del “turismo cannábico” que se podría armar como una (4) alternativa también válida: En Itacurubí del Rosario, el Ykua Salas es muy visitado por los turistas, también Laguna Blanca, en el distrito de Santa Rosa del Aguaray, es un sitio ecológico y turístico; en San Estanislao, la Casa de la Cultura y el Museo Histórico, que fue el primer colegio jesuita, luego fue cuartel general del Mcal. López, en época de la Guerra de la Triple Alianza, por decir.

Y si proseguimos (5) al respecto a las aplicaciones comunes del cannabis. Se puede hablar de la utilidad del cáñamo, entre otros usos, para: Fibras textiles (estopa), y cordajes, de gran resistencia. Fácil y ligero de llevar. Semillas y aceites ricos en grasas (incluyendo omega 3) y proteínas (un 34% aproximadamente). Aplicaciones medicinales y cosméticas de los aceites. Combustibles ecológicos (biocombustibles), lubricantes y plásticos vegetales. Materiales de bioconstrucción de gran resistencia. Celulosa para papel. Materiales aislantes, piezas plásticas y textiles para automóviles. Ropa, comida, casa, muebles, aceite nutritivo, forraje para animales, biomasa para calefacción, jabón, champú, esteras, sacos, aislantes, plásticos, fieltros, pinturas y barnices, combustibles y lubricantes, geotextiles contra erosión, campos de cultivo para purificación de agua, enriquecedor de suelo y tutor de leguminosas, etc., son algunos de los usos que podríamos darle a esta planta hoy en día. En algunos países (Francia, Canadá, Suecia, etc.) existen industrias específicas dedicadas a la producción de derivados de calidad de la marihuana.

¿Qué dice la Ley? En Paraguay, La ley 1340 dicta lo siguiente, en su art. 1.: Esta Ley considera sustancias estupefacientes y drogas peligrosas a: a) Las incluídas en las listas anexas a la Convención Unica sobre Estupefacientes y al Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas ratificados por las Leyes N° 338 y 339 del 17 de diciembre de 1.971. b) Todas aquellas de origen natural o sintético que puedan producir estados de dependencia, estimulación o depresión del sistema nervioso central o que tengan como resultado alucinaciones, trastornos de la función motora y sensorial y modificar el comportamiento, la percepción o el estado de ánimo, o cuyo consumo pueda producir efectos análogos a los de cualquiera de las sustancias indicadas en el inciso a) de este Artículo. c) Las sales, preparaciones y especialidades farmacéuticas o cualquier producto empleable en su elaboración, transformación, o industrialización. Las sustancias y drogas mencionadas en los incisos b) y c) deberán ser establecidas por Decreto del Poder Ejecutivo originado en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, conforme a un listado que deberá ser actualizado en el mes de diciembre de cada año e identificadas por el nombre genérico adoptado por la Organización Mundial de la Salud, sin perjuicio de que dicha actualización sea efectuada en cualquier momento que sea necesaria. Art. 2.°.- La persona natural o jurídica que habitual u ocasionalmente comercie, venda, suministre, transporte, almacene, importe, exporte, fabrique, industrialice, transforme, extraiga, refine, posea o distribuya sustancias estupefacientes y drogas peligrosas, a las que se refiere esta Ley, y sus derivados: sales, preparaciones y especialidades farmacéuticas o cualquier producto o sustancia empleable en su elaboración, transformación o industrialización, deberá inscribirse dentro de los primeros treinta días de cada año en el Registro Nacional de Sustancias Estupefacientes y Drogas Peligrosas del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y en la dirección Nacional de Narcóticos (DINAR) del Ministerio del Interior.

Al fin y al cabo, la ley 1340 sirve en el Paraguay, pero en contra de los que sufren diariamente maltratos físicos, abusos de autoridad y extorsiones.

Ahora bien. ¿Se piensa El Paraguay como fuerza productiva o como fuerza represora? El debate es necesario.

Ante la situación vivida en (Kamba Rembé) San Pedro, el diputado Édgar Acosta (PLRA) anunció un proyecto de ley que deje bajo control del Estado la producción, consumo, y distribución de la marihuana. Sostiene que el Estado paraguayo ha gastado bastante dinero en su lucha y que la ilegalidad solo beneficia a los narcos. El proyecto de ley será presentado en 30 días.