[sharify]

¿Quién no está sintiendo ahora mismo su juventud en la piel? Al hablar con el de al lado, sobre lo que nos aqueja, y no es sólo lo de UNA. Como si se necesitaba la chispa de la marcha estudiantil. Del grito colectivo.

Y llegó, ya duró seis días, va por el séptimo. La agenda quiere meter al EPP, a los culos de siempre, y a los realitys de siempre, pero no, se vuelve a voltear la información y el análisis hacia las manifestaciones de estudiantes en la UNA, y otros sectores del país.

¿Quién no quería sentir esto? Yo, en mis 28 años nunca sentí esto. Hoy, estoy orgulloso de ser un joven paraguayo, latino, del tercer mundo, de esta zona -¿olvidada por la historia?– rica en historias propias; en donde, de tanto en tanto, cada mucho tiempo, aparecen luces, y brillan, como ahora mismo en esas banderas y esos carteles “Por una educación digna, inclusiva, sin robos”.

Instantánea de la vigilia de estudiantes en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Fotografía: UH.
Instantánea de la vigilia de estudiantes en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Fotografía: UH.

Hoy, hay un grito de esperanza al futuro inmediato, al futuro de un país mejor, un Paraguay mejor; claro que también lo es por un mundo mejor, un planeta Tierra con aspiración de cambio, en pos de nuevos modelos para el sistema en sí que ya no da con lo mismo y va en picada en su forma de distribución de riqueza y reinversiones.

Una patrullera se hizo lugar en la UNA, alumnos denuncian que habrian intentado sacar documentos del edificio del Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción.
Una patrullera se hizo lugar en la UNA, alumnos denuncian que la misma en la noche del 24 de septiembre que habrían intentado sacar documentos del edificio del Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción.

Yo Marcho El 18, y Una No Te Calles, son hitos históricos en cuanto a marchas estudiantiles en Paraguay. Las consecuencias ya son lógicas, por más que los partidos quieran quemar documentos de archivo, el archivo social y la opinión pública siempre van a tener más fuerza. Y qué bien se siente.

Carteles, y mensaje. Fotografía: Facebook.com/una-no-te-calles
Carteles, y mensaje. Fotografía: Facebook.com/una-no-te-calles

Por más revoluciones de colores, por más de ésto, la primavera, y los lapachos de nuestro cotidiano encontrado en las miradas y los sentimientos abrazados actualmente entre quienes, literalmente no se están callando nada. Se siente bien esa garganta compartida, combativa, enérgica, y responsable.

Mejor temer a un niño, a un estudiante, a un anciano, a un joven, con un libro, con ganas de estudiar, aprender, y hacer el mañana; mejor eso, a mil Froilan corruptos, a cien Secretarias en Miami cobrando más que profesoras de colegio y de universidades nacionales.

Bienvenida Primavera. Es buen tiempo para ser joven en Paraguay.

Gracias, estudiantes.