ArticulosMúsicaTop

Madonna: fenómeno y reina del pop, la fuerza de una generación

(Por Lucero Martínez) Es el nombre artístico de Louise Verónica Ciccone, cantante y actriz estadounidense. Nació el 16 de agosto de 1958, Considerada el “fenómeno pop” y idolatrada por la cultura LGBT como un ícono gay. Madonna ha sido capaz de romper cualquier récord en su carrera.

Su gran momento llegó en noviembre de 1984 cuando estrena el álbum Like A Virgin. Se convirtió muy pronto en su primer número uno donde encabezó la lista Billboard Hot 100 durante seis semanas consecutivas catapultando a la artista como una estrella en la que su imagen de sex-simbol tenía mucha trascendencia. Atrajo la atención de las organizaciones familiares, quienes se quejaron de que la canción y su video promovían las relaciones sexuales prematrimoniales y socavaban los valores familiares, razón por la cual intentaron censurarlos.

Durante su trayectoria, Madonna ha realizado varias obras de apoyo a la comunidad LGBT y ha ofrecido entrevistas y discursos a su favor. Algunas canciones que aluden a su público homosexual son Express Yourself (1989) y Vogue (1990), siendo la última una inspiración de la subcultura gay de la ciudad de Nueva York.

Su acercamiento con la comunidad se inició durante su adolescencia al sentirse diferente en la escuela, inducida por su profesor de baile, Christopher Flynn, un hombre abiertamente homosexual, Fue aquí donde encontró aceptación y simpatía entre amigos gays, en particular su instructor de baile, quien iba a ser uno de los hombres más influyentes en su vida, siendo un consejero y mejor amigo.

En 1991 lanza el documental que relata la vida de la cantante y compositora durante una de sus giras de conciertos, Blond Ambition World Tour. En el escenario, Madonna canta y baila interpretando su papel como “diosa del sexo”, una escandalosa y provocadora mujer. Entre los bastidores, Madonna muestra su lado “real” con sus bailarines que son como una familia, pero sin pudor alguno, ni por parte de ella ni de ellos. Tanto en el escenario como detrás Madonna aparece llamando la atención con una actitud irreverente.

En el 2003. Todos se volvieron locos cuando durante la ceremonia de los premios MTV y en una puesta en escena para rememorar los 25 años de una provocadora interpretación de Like a Virgin, Madonna se mejora a sí misma dándole un beso a Christina Aguilera y Britney Spears tras presentarse con ellas en un fantástico baile.

En el 2012. Ante la barbaridad homófoba que ese año alcanzó y aún más grandes en Rusia, Madonna se posicionó en contra de la homofobia claramente en su concierto en San Petersburgo. Desde entonces las autoridades rusas la tienen vetada en el país.

Madonna ha realizado varias obras de apoyo a la comunidad LGBT y ha ofrecido comunicados y discursos a su favor, se ha pronunciado en contra de encarcelamientos injustos, en contra del bullying hacia jóvenes y niños LGBT y a favor del matrimonio igualitario a lo largo de sus más de tres décadas de carrera ha levantado la voz a partir de una época muy conservadora, siempre fiel para un sector que continuamente fue menospreciado. Su presencia y su lucha fueron claves para el fortalecimiento de la comunidad ya que para mucha gente ha sido el primer contacto con este tema y con ello se abrió un debate importante.

Muchos activistas y especialistas de la comunidad LGBTI han afirmado que “nadie más se ha esforzado por ser un ícono gay” y también es considerada como “la imagen con más fuerza LGBTI de la historia”.