Actualidad

Steve Jobs no era un buen padre según su hija

“Me sentí avergonzada de ser la parte mala de una gran historia”, así expresaba para The New York Times Lisa Brennan-Jobs, hija del famoso aclamado Steve Jobs.

“Small Fry” se titula el libro de memorias de la hija de Steve Jobs sobre la tormentosa relación con su padre. Frío, distante y poco hablador. Así describe Lisa a su padre, cofundador de Apple, quien inicialmente no quiso reconocerla como su hija.

Portada de “Small Fry” lanzado el 4 de septiembre de 2018.

En el libro, describe que al principio su padre se negó a reconocerla como hija, aunque la prueba de ADN demostró lo contrario. En el juicio de 1980 se determinó que el fundador de Apple debía pagarle el seguro médico y una pensión alimenticia. Con los años, su relación mejoró pero nunca llegaron a estrechar lazos.

Lisa busca resolver algo de esa vergüenza al describir cómo se desarrolló su niñez, quiénes fueron los personajes clave, por qué sucedió todo eso. Es así que durante la realización del libro Brennan-Jobs regresó a Silicon Valley y entrevistó a su familia, sus amigos, los ex novios de su madre y la ex novia de su padre. Cuenta que en su infancia, la región había sido verde con eucaliptos y llena de hackers de garaje. Ahora es la máquina más grande de creación de riqueza en la historia del mundo, y Jobs sigue siendo su gran héroe.

“Le tenía miedo y, al mismo tiempo, sentía un amor tembloroso y eléctrico”, escribe. La hija del famoso Jobs, describe la otra cara de la historia de su persona. Un padre que frecuentemente utilizaba el dinero para confundirla o asustarla. Incluso para maltratarla psicológicamente. Relata que cuando su madre encontró una hermosa casa, le pidió a su padre Jobs que la comprara para ella y Lisa, aceptó que era una buena idea, pero la compró y se mudó con su esposa, Laurene Powell Jobs.

En los últimos tiempos de su padre, finalmente se disculpó con su hija. Lisa señala que aquello fue su “final de película”. En el libro, escribe que Jobs dijo que lamentaba no haber pasado más tiempo con ella, desaparecer en su adultez, olvidando cumpleaños y no devolviendo notas o llamadas.

Lisa Brennan-Jobs en la actualidad. Foto: Jody Rogac.

Lisa Brennan Jobs escribió “Small Fry” en parte para descubrir por qué le retuvo dinero a pesar de haber crecido rodeada de la riqueza de su extraño padre, y que lo gastó más libremente en los hijos que tuvo con Powell Jobs.

Con el pasar del tiempo y luego de la muerte de su padre, pudo llegar a la reflexión de que él trataba de enseñarle que el dinero puede corromper. Afirma que se sintió verdadera, amable y ciertamente iluminada por alguien así. Sin embargo, su eterna pregunta es “¿Por qué habría tomado ese sistema de valores y lo había aplicado tan severamente sobre mí?”.