Entrevistas

Las nuevas exigencias y las nuevas relaciones públicas

Silvia Maggiani, socia co fundadora de Viento Sur Urban, estuvo por Paraguay y desde su rol de mujer comunicadora nos deja aprendizajes sobre las nuevas exigencias del mercado laboral y las relaciones públicas.

Actualmente existen muchos puestos de trabajo en el área de comunicación y por lo general en las búsquedas exigen mujeres, ¿a qué se debe esto?

La mujer tiene características muy distintas al hombre. Si bien el hombre puede ser muy conversador y puede generar empatía, pero la mujer tiene facilidad en esto. En su adn, en su formación que tiene que ver con la intuición, que es la capacidad de ponerse mucho más que el hombre, en lugar de otro. La mujer genera más empatía rápidamente.

La mujer puede tener una conversación más profunda con el otro. La mujer es una gran comunicadora porque tiene una sensibilidad más profunda. No es que el hombre no sea sensible, el hombre lo es, pero tiene su potencia en otro lado. La sensibilidad forma también parte de lo físico, las mujeres somos madres, engendramos vida, damos vida.

[quote align=’left’]Yo creo que la mujer tiene una capacidad distinta de liderar, porque la mujer suma emociones a su liderazgo, suma afectividad y esos son valores que dan mucha empatía en la gente. [/quote]El siglo pasado y este nos están regalando a muchas mujeres como líderes de opinión.

Mujeres como líderes de opinión hay muchas. Existen muchos segmentos que lideran los hombres y otros que lideran las mujeres. En la comunicación hay muchas mujeres por estas características que te mencioné anteriormente. Yo creo que la mujer tiene una capacidad distinta de liderar, porque la mujer suma emociones a su liderazgo, suma afectividad y esos son valores que dan mucha empatía en la gente.

Al hombre le es más difícil, y con esto por favor que se entienda bien, no es que el hombre no lo entiende, si no que la mujer ya lo tiene innato. Entonces esas son cualidades que tienen que ver con lo emocional. La mujer es más abierta emocionalmente y al ser más abierta es más permeable, hay un tema de permeabilidad que el hombre no lo tiene. La mujer es como más porosa, el hombre tiene permeabilidad para otras cosas.

De alguna manera la mujer absorbe lo externo, es como una esponja. Y eso hace que el proceso sea más fluido, que la comunicación sea un acto de fe y amor, de poder entender al otro.

Con las redes sociales y las nuevas plataformas, la comunicación vuelve a ser protagonista, sobre todo con las marcas que hoy apuestan a ello.
Es que es generar cultura, generar cultura es traspasar las barreras del producto con determinadas propiedades racionales. Yo no me quedo en el mundo del producto, porque el producto convive en otros lugares luego de sacarlo de la góndola, en la casa interactúa con un montón de lugares y espacios.

Cuando hablamos de generar cultura, significa que el producto, la marca, tienen que crear su propio saber, tiene que crear su propio punto de vista, sus propios códigos, su propio lenguaje y eso se transmite a partir del punto de vista, de cómo nos potenciamos, de cómo nos plantamos.

Cuando la directora creativa de xxx marca, dice “yo soy una empresa de entretenimiento”, cuando el director de xxx marca dice: “yo soy una empresa” de tecnología, entonces construyen códigos. Las marcas que no construyen relaciones sólidas con los influenciadores están yendo por mal camino, tenemos que hablarle directamente al target y dejar que luego ellos hablen por nosotros.

¿Cómo afectan las redes sociales en nuestras relaciones?
Hoy las amistades cobran un alto valor, los amigos de verdad, los incondicionales, porque la amistad en redes sociales está sobrevaluada, tenemos mil, dos mil, cinco mil amigos, ¿pero amigos de verdad? Poquísimos. Las marcas quieren llegar a ellos, a los leales y cultivar esa lealtad con todos. Es el nuevo desafío para las marcas y están realizando una gran inversión en ello.