Conciertos

La Jauría de Ciro Pertusi atacó Asunción

La noche del jueves en Kilkenny tenía un aire enérgico y rebelde, ya dentro del local no quedaba más que escuchar grandes clásicos punks acompañados con una cerveza. El motivo del encuentro: la primera visita al país de Jauría, banda argentina liderada por Ciro Pertusi, ex vocalista y frontman de Attaque 77, una de las agrupaciones más legendarias de la escena punk latinoamericana.

Pasada la medianoche, Jauría toma el escenario con Ciro a la cabeza, acompañado de los hermanos Mauro y Sebastián Ambesi en bajo y guitarra respectivamente, y el baterista Ray Fajardo (ex El Otro Yo), y empiezan a descargar sus potentes canciones repartidos en los dos discos de estudio de la banda: Jauría y Libre o Muerto.

Sonaron hits como Adiós a Dios, Indios Kilmes, Morgue Corazón. Además, no podían faltar en el setlist grandes clásicos de Attaque 77 como Western, Onírico, Áspero, Perfección (cover de Legiao Urbana). Ciro conversó fluidamente con el público y recordó sus anteriores pasos por el país con Attaque 77, “¿Alguien se acuerda de la última vez que estuvimos por acá con Attaque? ¿2005? Creo que hoy muchos ya tienen hijos”, bromeaba antes de que suene otro clásico de su ex banda: Chicos y Perros.

Ciro tiene hoy 47 años, pero a él parece no importarle, conservando sobre todo esa energía juvenil de la época en que muchos de los que estábamos ahí presentes comenzamos a escuchar Attaque 77, convirtiendo sus canciones en verdaderos himnos adolescentes.

La última parte del concierto se vino con El Poder Nuestro Es, No Me Arrepiento De Este Amor, El Puente Más Allá, Espadas y Serpientes y La Jauría, dando fin a más de 2 horas descontroladas de puro punk rock. Jauría agradeció al público y sin inconvenientes firmaron algunos autógrafos y se tomaron fotos con los fanáticos, la mayoría de ellos seguidores de Ciro desde hace más de 15 años.

Jauría es de esas bandas que no necesitan más que la distorsión de sus guitarras y la potencia de un bajo y una batería para arrancarnos sentimientos de furia, amor y esperanza. Todo eso sumado a la voz única e irremplazable de un ícono del rock latinoamericano como Ciro Pertusi. Esperamos que esta visita sea solo la primera de muchas más al Paraguay.