Conciertos

King Of Chaos Hizo Estallar Paraguay

La lluvia no fue obstáculo para que el Jockey Club del Paraguay rejunte alrededor de 12.000 almas para el show de Slash y la agrupación King Of Chaos en el marco del primer día del Personal Fest.

Muchos años pasaron, desde la misma extinción de Guns N’ Roses, para que por fin, se completara la llegada de todos los miembros, y aunque lo hicieron “por cuota”, cada una de las tres presentaciones se vivieron como si el tiempo se detuvo ahí mismo, en el comienzo de la década de los noventa.

Primero fue Axl Rose, que cayendo desde un helicóptero abrió la jungla del rock and roll en Paraguay, allá en el 2011. Luego llegaron Matt Sorum, Gilby Clarke y Duff McKagan, quienes con una constelación de estrellas del rock (entre ellos Gene Simmons y Sebastian Bach), hicieron explotar el Jockey Club en el 2012, y por último, casi haciendo una llegada tardía elegante, se presentó Slash, que volvió a hacer, lo que ahora su antagónico Axl, hizo hace dos años, movió la máquina del tiempo, y la puso nuevamente en esa década increíble, cuando los Guns N’ Roses brillaron con mayor esplendor.

La tardé se caía, lluvias ligeras acompañaron, y exactamente a las 21:30 horas, sonaron las trompetas para dar la bienvenida a los reyes del caos. Casi por un designio divino, un gigantezco trueno se divisó en el oeste y sonaron los primeros acordes de “Highway star”, viejo, no sé vos, pero yo creo que fue un guiño de Zeus, que aparentemente le encanta el rock.

Por segunda vez, uno de los pocos que puede darse el lujo de decir “yo pertenecí a dos leyendas (Deep Purple y Black Sabbath)”, Glenn Hughes, hizo una nueva aparición protagónica en el escenario puesto en Asunción, cantando legendarios temas como “Highway Star”, “Smoke on the Water” y “Burn”.

Por supuesto que no nos olvidamos de Myles Kennedy, quien estuvo de cumpleaños, y se encargó principalmente de los temas de Guns N’ Roses. Corey Taylor, realizó una impecable presentación, y por supuesto, no se olvidó de hacer el “fan service” quitándose la remera, para delirio y humedad de las féminas. Steve Stevens hizo volar la guitarra en cada uno de los temas, y desempeñó un solo acústico que hizo rugir al Jockey.

Joe Elliot no perdió la magia que trae de Def Leppard, y nos mostró a unos cuantos que la mayoría de las personas sólo van por los hits que más se repitieron en la radio, de repente se sentía mucho el silencio de la gente que no conocía el temón de David Bowie, “Heroes”, o “Tie your mother Down” de Queen, una pena, pero los muchachos que estaban en el escenario le pusieron garra.

Ya hablamos de casi todos, pero no nos jodamos, acá, la gente fue a ver a Slash, aquel épico guitarrista con galera y lentes oscuros hizo de las suyas, y aunque al comienzo se mostraba tímido, agarró la actitud de su remera que decía “Japiró” (sería algo así como ‘Fuck you’, en guaraní) e hizo llorar a su Les Paul, permitiendo soltar algunas lágrimas a los asistentes que tanto ansiaban verlo.

La previa se vivió, con la intensidad con la que se vive un concierto de rock, con piernas doloridas por la espera en la fila, con el sudor en la frente por el calor, y luego, con la remera mojada de la gentil lluvia que cayó en la tarde de ayer. Entre remeras negras, atuendos noventosos, charlas amenas, y emoción en los ojos, cada una de las miles de personas fueron nuevamente partícipes, de una página en la historia de eventos músicales en Paraguay.

La experiencia Personal Fest, en su primera fase, fue todo un éxito, aunque todavía se podía vislumbrar solamente una fracción del potencial del local instalado, la mayoría pudo apreciar el nivel de infraestructura armada para la ocasión, con recursos tecnológicos a disposición, varias personas instalaron sus aplicaciones para la plataforma Android, e interactuaron en los momentos previos al show, de repente, no faltaba aquel que no conocía las canciones, o no conocía muy bien el rostro de aquellos que se los veía de pasada por la tele, en la época en el que había un canal que pasaba música las 24 horas, la época en la que brillaron la gran mayoría de los integrantes de Kings of Chaos.

Keep fucking rocking!


Fotografías: Male Bogado.