Entrevistas

Jorge Ramos: “Los artistas seguimos huérfanos a la hora de recibir apoyo para algún proyecto”

El destacado actor Jorge Ramos llegó a presentar la obra “José Gaspar” más de mil veces sobre tablas, en ese contexto, hablamos con el profesional sobre los cambios que hubo en el teatro desde su primera aparición como el dictador, y además sus impresiones sobre la obra y su éxito tanto en Paraguay como en el exterior.

Teatro
“Siempre destaco que en los últimos 20 años aparecieron muchos jóvenes interesados en trabajar en el ámbito teatral… ya sea como actor o actriz, en el campo del vestuario, maquillaje, dirección o guionista. Esto es un hecho muy importante. Esa sangre joven es fundamental porque da vigor y mayor vida a nuestra tarea. Se multiplicaron los grupos independientes, hay mayor oferta teatral. Ahora, la falencia fundamental sigue siendo el escaso apoyo gubernamental a las artes. Los artistas seguimos huérfanos y obligados a mendigar apoyo cuando deseamos llevar adelante algún proyecto. Son muy pocas las instituciones que ayudan a realizar proyectos. Por ejemplo, el FONDEC hace lo que puede, por citar una institución” comentó Ramos, sobre su perspectiva de las artes escénicas en nuestro país.

El dictador
Ya en el aspecto de su obra más destacada, el actor confesó, “en mis inicios, nunca, jamas pasó por mi mente que interpretaría a una autoridad destacada como el doctor Francia… y una vez que me encontré dando vida al supremo dictador, empecé a disfrutar de ese trabajo, pues me dí cuenta de que era todo un desafío y un privilegio. Más aún cuando el destino puso ante mí el unipersonal ‘José Gaspar’… creo que elaborar el personaje del doctor Francia en forma ‘solitaria’ se convirtió en el trabajo de mayor trascendencia en mi carrera profesional”, subrayó. “Indudable hay un antes y un después de que la figura del doctor Francia apareciera en mi carrera actoral. Y esto ya se remite a aquel momento, en 1991, que el director Agustin Nuñez me convocó para ser parte del elenco que puso en escena la versión teatral de la novela de Augusto Roa Bastos, ‘Yo El Supremo'”, agregó.

“Lo que aprendí durante el tiempo que llevo representando al dictador es, justamente, la abismal diferencia entre la actitud de una figura realmente preocupada por su país en aquel 1800, y el hipócrita y egoísta comportamiento de la mayoría de nuestras autoridades en estos tiempos”, reflexionó.

En relación de la coyuntura histórica del personaje que encarna desde hace más de 12 años, Jorge destacó, “creo que la principal diferencia entre la época de Francia y ahora se centra en las leyes que regían la vida en aquel entonces y el tiempo actual” espetó.

“Basta imaginarse que si una persona era acusada de traición a la patria, lo más probable es que termine sus días en las mazmorras del gobierno o lo ejecutaban. Ahora las leyes son diferentes, esa persona iría a juicio y lo máximo que le podría ocurrir es pasar un tiempo privado de su libertad y con los movimientos defensores de derechos humanos trabajando para liberarlo, sumado al hecho de que en su momento el doctor Francia, que llevaba las riendas de la nación, era un personaje austero, con el solo objetivo de consolidar la independencia del Paraguay, preocupación que absorbía totalmente su tiempo y acciones. Y es bien sabido que nuestras autoridades ahora se preocupan más por su bienestar personal y llenar sus bolsillos de riquezas” manifestó.

Sorpresa
Por último, consultamos a Ramos su reacción sobre la propuesta, y su duración en las tablas, en lo que mencionó que la prolongación de la obra superó todas sus expectativas. “La verdad es que ninguno de los involucrados en el proyecto, ni el autor, Hernán Jaeggi, ni el director Gustavo Ilutovich, ni yo nos imaginamos que la obra ‘José Gaspar’ tendría esta vigencia y repercusión que tiene”, apuntó.

“Yo pensé que, luego de estar en cartelera un mes a partir del día del estreno, seguramente íbamos a presentarla en instituciones educativas, tal vez 3 o 4 meses y ya.. hasta ahí. Pero, pasaron los meses, los años y los pedidos de presentaciones no cesaban… a tal punto que en el mes de noviembre que viene se cumplirán 12 años del estreno y seguimos tan campantes… y solo Dios sabrá hasta cuándo. Pienso que una de las razones de este éxito es que se trata de una obra que enfoca la filosofía de gobierno de uno de los personajes más controvertidos, importantes y de alto valor histórico de nuestro país, el doctor José Gaspar Rodríguez de Francia. Así mismo cabe destacar el excelente texto del autor y la inteligente dirección de Gustavo Ilutovich” finalizó. Desde su estreno en noviembre del 2003, la obra se representó en más de mil ocasiones en 23 países, 39 ciudades extranjeras y 42 de Paraguay.