ArticulosMúsica

Joey Ramone: gracias por el punk rock

Recuerdo que, a los doce años, me decian: “no te juntes con los de la esquina, son mala junta“. Yo, pasaba de largo nomás. Un día, después de ver “Supercampeones” y haciendo lo que se llama zapping, paro en MTv, estaban pasando los mejores momento del rock o algo así. Me llamó la atención un video, de nombre “Pet Sematary”, de una pelicula del mismo nombre, que había visto mucho después de aquel primer encuentro con Joey y “The Ramones“.

Chaleco de cuero, flaco, alto, Joey Ramone, y el peinado.. que peinado!. A la semana ya me había conseguido tres albumes de la banda: “Ramone”, “Mondo bizarro” y “Adiós Amigos”; los dos primeros había conseguido en el Mercado 4 de Asunción (Paraguay), y el ultimo le compré a uno de “los de la esquina”, que luego pasaron a ser “mis amigos de la esquina”, “amigos de salidas”, y hasta hoy conservo relación con ellos; “la yunta” había sido, me salvó de ser cachaquero, o cosas peores. Cuando nadie estaba en casa, “prendía” (encendía) el equipo de sonido, metía uno de los discos, y a escuchar punk rock.

Al gastarse los discos, o sea cuando ya empezaban a saltar, (sí, que pensas? que era como hoy? mp3 por todos lados?), volvía al mercado por mis discos, ya que para esa edad, te ahorrabas el receso del colegio y no te daba para comprar algun disco original en MusicHall del Shopping Máriscal López, a no ser que te apadrinen, pero, medio difícil que te apadrinen si lo que queres escuchar es punk rock, usar chaleco de cuero, y dejarte el cabello medio largo con un flequillo (no, no flequillos -del mal llamado- emo de peluqueria).

Pasaron los años, y se venía la travesía de ir a conciertos, conocer gente, escaparse de la realidad en un pogo, el primer vaso de birra, de vinito (en cartón) con personas que ni conocias, pero parecian amigos de siempre. Recuerdo a una banda: Peter Punk, que por cierto tocaban covers de “Los Ramones”, y se armaba un pogo de esos que extraño hasta hoy. Se vino un concierto donde el mísmisimo Dee Dee Ramone tocaba con su banda en el Club Independiente de campo grande (sobre autopista), uno de los pogos más grandes en el que participé en mi vida, hasta se me “volaron” los lentes, pero de forma increible cuan imán estaban a mis pies las gafas.

En uno de esos conciertos había comprado mi primera remera de “the ramones”, no me sacaba la remera para nada, hasta me llamaron la atención y me hicieron firmar en el colegio por “rebelde” (y era adolescente, ¿que iba a hacer? daba gusto ser rebelde…), hasta que un día le regalé la misma remera a una chica, a la cual había conocido justamente escuchando a Joe y sus “ramones”. De la mina, no sé que pasó ni adónde fue, esa es otra historia.
Y así la banda rara que había visto en MTv, me introdujo en el lindo mundo de la “música”; de ahí a escuchar otras bandas, otros estilos dentro del rock, participar en fanzines undergrounds, organizar conciertos, hasta cantar en una banda punk (lindos recuerdos, lastima que no grabamos nada, hasta con Peter Punk e Ijadmil llegamos a tocar), tocar la bateria (algo), y esas cosas que tiene este mundo de sensaciones. Un mundo donde se puede creer en los milagros como lo corea el tema “I Believe in Miracles” de The Ramones.

Joey Ramone (1951 – 15 de abril del 2001), desde donde estes, sos un capo. Y capaz este webzine (qué en su época fue un fanzine) no existía si no hacias lo tuyo, gracias por el punk que nos regalaste, el punk que llevamos dentro.