ConciertosTop

Incubus, una lección de música en vivo en el Riversounds

Incubus, Natiruts y Bomba Estéreo pasaron por el festival Riversounds en el Puerto de Asunción el pasado jueves 21 de setiembre, recibiendo a la primavera y dejando un precedente en materia de shows musicales para el recuerdo de una noche muy especial.

Imponente escenario en el Puerto de Asunción. Foto: Male Bogado.

Ya desde su anuncio, el festival prometía variedad de estilos, una locación sumamente apta para conciertos, numerosas opciones gastronómicas y un festejo por el día de la juventud como plus a toda la propuesta. El puerto de Asunción recibía así desde las 16:00 a los primeros valientes -hacían casi 30 grados- en acercarse al Puerto y a Mothership, grupo encargado de abrir el festival, que por treinta minutos puso baile a ritmo de funk para los que se encontraban allí.

Primer festival de esta talla para The Crayolas. Foto: Male Bogado.

Un fuerte viento casi fresco traía a The Crayolas, un cuarteto lo-fi y un poco de indie rock entre otros estilos, que para la ocasión contaron con un tecladista. El grupo, formado a comienzo de este año, tuvo la oportunidad de mostrar lo que sabían hacer en un gran evento para un puñado de personas esparcidas, sin achicarse, sabiendo que el horario no ayudaba por ser día laboral. Eso no afectó a su sonido y despliegue escénico, en donde el vocalista invitaba constantemente al público a acercarse.

Villagrán Bolaños y su ritmo subtropical ya comenzaba a calentar motores para lo que traía la noche. Foto: Male Bogado.
El vocalista Miky González Merlo disfrutando su show junto a Villagrán Bolaños. Foto: Male Bogado.

Caía el sol, la gente iba llegando y era el turno de Villagrán Bolaños que abría el show con su tema estreno “Vibración”, el cual formará parte de Sonidos Siderales, su tercer placa discográfica. La banda ha crecido mucho, tanto musicalmente como en escena, haciendo cantar hasta al que no los sigue temas como Pastillas para no mentir, Sonrisa, Ritmo Subtropical y por supuesto el hit Se Vienen los Zombies. Riversounds abriría una mini gira para los Villagrán que los llevó al interior del país en los siguientes tres días.

Villarrica, Ciudad del este y Encarnación recibieron la visita de Villagrán Bolaños luego del Riversounds. Foto: Male Bogado.

Para los veteranos de Natiruts, esta fue la cuarta visita al país, donde sus seguidores son numerosos y esto se refleja al momento de corear los temas. Con más de 20 años de carrera, la banda liderada por Alexandre Carlo, llena el escenario con sus 11 integrantes y todo el calor de Brasil. Un sonido perfecto que predica paz y armonía, como sólo el reggae puede hacerlo.

Liberdade pra dentro da cabeça, el mensaje de Natiruts para su público. Foto: Male Bogado.
Reggae brasilero de la mano de Natiruts en su cuarta visita al país. Foto: Male Bogado.
El percusionista de Natiruts, Denny Conceição, y su sonrisa que no lo abandona durante todo el show. Foto: Male Bogado.

La noche pedía fiesta y fue exactamente lo que los colombianos Bomba Estéreo trajeron. Fuego, química, champeta y a mover las caderas fueron las premisas de la banda liderada por Simón Mejía y Li Saumet.

La voz de Li Saumet pone toda la fiesta en Bomba Estéreo. Foto: Male Bogado.
Sintetizadores y bajo para Simón Mejía, fundador de Bomba Estéreo. Foto: Male Bogado.

Bomba Estéreo es una mezcla de electrónica con ritmos latinos sin dejar de lado a su querida Colombia, a su cumbia y todo el color representado en escena por su vocalista que no paró de bailar en ningún momento, y por el percusionista que nos hacía sentir en una bailanta caribeña con sus gritos.

La animación siempre a cargo de Pacho, percusionista de Bomba Estéreo. Foto: Male Bogado.
De Colombia con amor, ritmo, baile y fiesta con Bomba Estéreo. Foto: Male Bogado.

Pasadas las once de la noche llegaba el momento que todos ansiaban por meses, desde el anuncio del festival. Incubus subía a escena y los gritos de 8000 personas los recibía, dejando en claro que sí, en Paraguay la gente los sigue y los quiere.

Brandon Boyd, frontman de Incubus, saludó al publicó paraguayo con un cálido “mba’eichapa”. Foto: Male Bogado.

La banda presentó su nuevo disco “8” con los singles Nimble Bastard y Gliterbomb, además de los temas State of the Art, Undefeated, No fun y más. Al sonar temas de este disco las luces se tornaban amarillas haciendo juego con el dorado del arte del mismo.

Michael Einziger y Brandon Boyd contentos con la gente que fue a verlos. Foto: Male Bogado.

Además hicieron un recorrido por otros álbumes, dejando de lado los primeros discos con un sonido más agresivo que caracterizó a la banda en sus comienzos. Así llegaron temas como Anna Molly, Warning, Megalomaniac, Nice to know you, Pantomime -una rareza del grupo en donde Boyd toca la guitarra-, Sick Sad Little World y los clásicos Are you in?, Stellar, The Warmth, Drive, Pardon Me, y el más coreado de la noche, Wish You Were Here. Un setlist cargado de emoción, adrenalina, y baladas que fue acompañado por el singular movimiento del frontman Brandon Boyd.

Brandon Boyd, de movimientos y voz versátiles. Foto: Male Bogado.

El show de Incubus se caracterizó por la impecabilidad del sonido y la puesta en escena, denotando la calidad no sólo como banda sino como músicos individuales que funcionan a la perfección en conjunto. El bajo de Ben Kenney iba determinando los ritmos junto a la gloriosa batería de José Pasillas de 22 cuerpos, en acrílico y oro (sí, la batería es prácticamente de oro).

La brutal batería de José Pasillas hizo temblar el Puerto de Asunción. Foto: Male Bogado.

A ellos se suman DJ Kilmore, el silencioso encargado de los arreglos musicales y el que va sumando ritmos en vivo con los teclados, bandejas, y sintetizadores. Y por último pero no menos importante, el genio de las guitarras -18 en la gira- Michael Einziger, el loco de las pedaleras, que caracteriza su sonido en vivo por jugar con éstas y sus efectos en la guitarra.

Michael Einziger además de jugar con sus pedaleras aporta voces en algunos temas. Foto: Male Bogado.
Chris Kilmore, más conocido como DJ Kilmore, acompaña a Incubus desde 1998. Foto: Male Bogado.

Incubus dejó una marca en el público, ya sean fans o no, por un memorable setlist, un Brandon Boyd a gusto y recíproco que encantó a la gente con sus frases en guaraní. Esa potencia que hace a la banda fue limpiamente interpretada, levantando a cada persona en el predio o por lo menos les hizo mover la cabeza. La primera vez de Incubus en Paraguay fue un éxito que llevó 8000 personas a la primera edición del festival Riversounds, que satisfizo las ganas de un show de rock internacional que hace un tiempo no se venía dando en el país.

Para cerrar, Aqueous Transmission en donde Einziger toca la pipa, instrumento de cuatro cuerdas de origen chino. Foto: Male Bogado.