Agenda

Invitan a la expo fotográfica “Klaus Henning: Artista”

El día viernes 2 de octubre a las 19:30 h, en las instalaciones del Instituto Cultural Paraguayo Alemán Goethe-Zentrum, será realizado el acto de inauguración de la exposición fotográfica: “Klaus Henning, Artista”.

La exposición estará abierta al público en general hasta el día 30 de octubre, pudiendo ser visitada de lunes a viernes de 8:00 a 19:00 h, y los días sábados de 8:00 a 12:00 h en el Centro Cultural Paraguayo Alemán en Juan de Salazar 310 casi Avenida Artigas. Además, el sábado 10 de octubre a las 20:00 h, los músicos Andrés, Diego y Laura Salazar Henning (nietos del autor) ofrecerán un concierto de violín y piano en homenaje al mismo.

Este año, el ICPA tomó la iniciativa de acercarse a la familia de Henning para revisar los miles de negativos que tiene archivados, y encontró un tesoro artístico poco difundido, ya que muchos de ellos no vieron la luz de la ampliadora de don Klaus al no ser impresos en papel. Esta exposición, “Klaus Henning, Artista”, supone una nueva mirada a su obra, el comienzo de una edición diferente.

Klaus Henning, una historia de idas y venidas. Nacido en Trier, Alemania, el 14 de julio de 1921 – Fallecido en Asunción en el año 2008. En el año 1934 llegó con su familia al Paraguay, y se estableció en una colonia conocida como Carlos Pfannel. Allí trabajó en el campo hasta los 21 años, cuando decidió trasladarse a la capital, donde transcurriría el resto de su vida. Hasta 1987 trabajó en la librería “Universal”, primero como dependiente, convirtiéndose más tarde en su propietario. El lugar era conocido por su excelente selección de libros en diversos idiomas. Su afición por la fotografía lo llevó a ampliar el negocio de los libros, sumándole óptica (fotografía, teodolitos, telescopios, binoculares) y música (instrumentos naturales y electrónicos).

El trabajo de Henning puede considerarse en su mayor parte como fotografía callejera (“Street Fotografie”), modalidad que ha tomado un nuevo auge en muchos casos de la fotografía mundial, por representar con potencia la nostalgia de lo que fue. Pero no se quedó solamente en esa etiqueta, ya que incursionó en muchas otras áreas de la fotografía que tenían que ver con la subjetividad y la experimentación, y que es interés del ICPA resaltar con mayor énfasis en esta exposición. Mientras otras parejas jóvenes iban a pasear o “palmear” los fines de semana, Henning y su esposa Leonor se dedicaban de lleno a revelar negativos y copiar fotografías en el cuarto oscuro de su casa, convirtiéndolo en testigo de tres décadas en la ciudad de Asunción y otros puntos del país: fotografiando los desfiles de primavera, el antiguo puerto, los ya desaparecidos mercados populares, las mujeres sobre sus burros vendiendo verduras, retratos de indígenas, y las muy conocidas fotografías de los niños ayudando a los peatones a cruzar los furiosos raudales de las calles del centro.