Peliculas y Series

Homeland y su política exterior sobre el Medio Oriente

El ojo del mundo se encuentra ahora sobre el Medio Oriente, más específicamente sobre la maltratada Siria, debido a los ataques terroristas por parte del EI o ISIS en París el pasado viernes 13 de noviembre. Pero este conflicto es mucho más antiguo y estos ataques no son los primeros perpetrados por este grupo criminal. Así también en otros países de la región otros grupos terroristas con fundamentos islámicos infunden terror en la población con la excusa de estar cumpliendo el deseo de su Dios, el de liberar al mundo de los infieles.

[Esta nota contiene SPOILERS no significativos]

En 2011, 10 años después de los ataques del 11 de setiembre en EE.UU perpetrados por Al Qaeda y la política de guerra establecida desde entonces por Bush, el entonces presidente, se estrena la serie Homeland que está basada en la serie israelí “Hatufim” (Prisoners of War), creada por Howard Gordon y Alex Gansa.

Homeland es un thriller de tinte político y psicológico que cuenta a través de Carrie Mathison (Claire Danes), una agente de la CIA, los pormenores de las misiones que esta agencia realiza en países del Medio Oriente, tratando de combatir el terrorismo. Pone al desnudo -o es lo que nos hacen creer- el funcionamiento de la agencia de inteligencia número uno del mundo y sus funcionarios.

Desde la primera temporada Homeland nos atrapa con la idea de que un soldado norteamericano capturado por Al Qaeda y rescatado luego de varios años a través de una redada, pudiera haberse convertido al bando de los terroristas y su misión sea infiltrarse en el gobierno de los EE.UU. para cometer un atentado.

La serie, que ahora está emitiendo su quinta temporada, menciona nombres reales como por ejemplo la red Haqqani, un grupo insurgente en Afghanistan, también al actual presidente de Siria Al Assad, ISIS, Vladimir Putin presidente de Rusia, entre otros. Entre las locaciones tenemos a Israel en la segunda temporada, en la tercera no pudieron volver a Israel por los conflictos en Siria justamente y tuvieron que ir a Marruecos, la cuarta se filmó en Sudáfrica, y esta última temporada se filmó gran parte en Alemania. Esto en cuanto a las locaciones que no se desarrollan en Washington donde se encuentra la CIA.

Carrie Mathison y otro de los actores ingresando a un campo de refugiados en la frontera de Siria y Líbano en el segundo episodio de la quinta temporada.
Otto Düring (Sebastian Koch)  ingresando a un campo de refugiados en la frontera de Siria y Líbano con Carrie Mathison (Claire Danes) su jefa de seguridad, en el segundo episodio de la quinta temporada.

Pero lo que más llamó la atención recientemente fue una escena del primer episodio de esta quinta temporada llamado “Separation Anxiety” en donde el personaje Peter Quinn (Rupert Friend), un agente de la división de actividades especiales -en otras palabras un asesino a sueldo que se encarga de acabar con objetivos específicos- da una pequeña lección a altos oficiales de la CIA, poniéndoles al tanto de la situación en Siria, donde él estuvo los últimos dos años cumpliendo una misión, diciéndoles que EE.UU. no tiene estrategia alguna para lidiar con el ISIS o Assad mismo.

“Ellos están ahí por una única razón: para morir por el Califato y dar paso a un mundo sin infieles. Esa es su estrategia y la viene siendo desde hace siglos. ¿Así que realmente piensan que unos cuantos equipos de fuerzas especiales van a poner fin a eso?” es lo que responde el personaje de Friend luego de que uno de los oficiales le preguntara cuál era la estrategia del Estado Islámico, para luego preguntarle qué sugiere que se haga, a lo que responde:

“Poner indefinidamente 200.000 tropas estadounidenses en suelo sirio para dar seguridad a un número igual de médicos y docentes, o apretar reinicio, destrozar Raqqah y convertirlo en un estacionamiento.”

Respuesta que deja a todos sin palabras y boquiabiertos. No es para menos, ya que sea o no ficción, tomar en serio las palabras de alguien que realmente estuvo en suelo de guerra es cosa seria.

Mirá parte de la escena:

La coincidencia fue que luego de dos días de los ataques en París, Francia de hecho bombardeó Raqqah, ciudad donde se encuentran los mayores asentamientos y centros de mando del ISIS, dejando un total de 33 yihadistas muertos según el último reporte.

Pero no todo está tan cerca de la realidad en Homeland. Hace unas semanas se reveló que unos artistas encargados de hacer graffitis en el set de una de las locaciones en Berlín, escribieron en árabe “Homeland es racista”, justo por donde la protagonista Carrie Mathison tenía que pasar. Los productores del show no se dieron cuenta, porque claro, no leen ni hablan árabe, lo cual resultó un gran error de “inteligencia”.

Los artistas callejeros debían agregar autenticidad a lo que sería un refugio sirio en la frontera de Siria y Líbano, y aprovecharon para hacer una crítica sobre la representación del mundo Musulmán que la serie trata de representar. Otra de las frases colocadas por los artistas fue “Homeland es un chiste, pero no nos hicieron reír”. Los responsables publicaron una declaración online luego de que el episodio en cuestión se emitiera (S05E02) diciendo que tomaron la ocasión para intervenir y transmitir su descontento político -y el de muchos otros- con la serie. Ellos creen que Homeland expone estereotipos peligrosos haciendo de menos una región a través de una mala interpretación que desemboca en una narrativa de propaganda política, y que claramente no conocen la región que tratan de exponer y así ellos -musulmanes- sufren las consecuencias de una representación superficial y errónea.

homeland-graffiti-racista-1
“Homeland es racista” se lee en uno de los graffitis en forma de protesta puestos en el set de la serie por los artistas Heba Amin y Caram Kapp.

Alex Gansa, uno de los creadores de la serie, lamentó no haberse dado cuenta antes de lo que decían los graffitis pero que a pesar de que Homeland siempre trata de ser subversivo y busca estimular el debate, no pueden dejar de admirar este acto de sabotaje. Una dura crítica y sobre todo real a una serie occidental.

Una de las lecciones a tener en cuenta y que es bien sabido, tocar estos temas tan vidriosos y exponerlos de esta manera, deben hacerse con mucho cuidado. Lastimosamente la realidad supera a la ficción, pero Homeland y sus guionistas tampoco están del todo alejados de la realidad en varios aspectos y tal vez sea esa la razón de su éxito. O capaz el morbo del mundo occidental en saber qué es realmente lo que pasa al otro lado del mundo o como la CIA maneja sus operaciones es lo que atrae a los televidentes de este tipo de series. Lo cierto es que luego de unas temporadas no tan exitosas, Homeland volvió al ruedo y a acaparar la atención por la similitud con los acontecimientos del mundo actual -casi a tiempo real- y que ahora mantienen a todos en vilo.