Actualidad

Hasta siempre Stan Lee

Nació en 1922, partió hoy en mitad de noviembre del 2018. Sus creaciones, quedan para siempre. El corazón de Marvel Cómics y creador de Fantastic Four, Hulk, Thor, Iron Man, X-Men, Daredevil, Doctor Strange y Spider-Man, y tantas otras, nos deja un futuro lleno de super-héroes en papel, muchos de ellos fueron a parar a pantallas de cine y series de tv.

“Yo solía sentirme avergonzado porque, mientras yo era escritor de comics, otras personas estaban construyendo puentes o ejerciendo carreras médicas. Pero entonces me di cuenta de que el entretenimiento es una de las cosas más importantes de la vida. Sin ella nos hundiríamos. Ahora siento que si eres capaz de entretener a la gente, es que estás haciendo algo bueno” comparten desde la editorial Marvel, como frase de cabecera para el recuerdo de uno de los creadores de universos más geniales de la era del papel, la tinta, y las imprentas modernas.

En 1968 Stan Lee, publicaba una carta pública, eran otros tiempos, racismo, guerras, intolerancia, y en parte dijo “Dejemos las cosas claras. La intolerancia y el racismo están entre los males sociales más mortíferos que están plagando el mundo hoy día. Pero, a diferencia de un equipo de supervillanos disfrazados, no pueden ser detenidos con un puñetazo, o con una pistola de rayos. La única manera de destruirlos es exponerlos – para revelarlos como el insidioso mal que son en realidad. La intolerancia es un odio irracional – un odio ciego, fanático, indiscriminado. Si su objetivo son las personas negras, odiará a Todas las personas negras. Si un pelirrojo le ofendió una vez, odiará a Todos los pelirrojos. Si un extranjero le superó en un puesto de trabajo odiará a Todos los extranjeros. Este odio es hacia las personas que nunca ha visto – y personas que nunca conoció – con la misma intensidad – con el mismo veneno. Ahora, no estamos diciendo que no sea razonable que un ser humano moleste a otro. Pero, a pesar de que cualquiera tiene el derecho de que no le guste otra persona, es totalmente irracional e insano condenar a toda una raza – despreciar a una nación entera – mostrar desprecio a toda una religión. Tarde o temprano, debemos aprender a juzgar a los demás por sus propios méritos. Tarde o temprano, si el hombre quiere ser digno de su propio destino, debemos llenar nuestros corazones de tolerancia. Porque entonces, y sólo entonces, seremos verdaderamente dignos del concepto de que el hombre fue creado a la imagen de Dios”. En otra oportunidad había compartido “Todos somos co-viajeros en esta nave espacial conocida como Tierra y debemos respetarnos y ayudarnos los unos a los otros durante este camino”.

¿Más que agregar? Es un hasta siempre cargado de gratitud, sueños y esperanzas desde la fantasía.
Excelsior!