Conciertos

Gloriosa presentación de Arcade Fire en el Festival BUE 2017

La banda canadiense Arcade Fire visitó por segunda vez Argentina, esta vez en el primer día del Festival BUE 2017 en Tecnópolis el pasado viernes 15 de diciembre, dejando un show de casi dos horas glorioso, emocionante y memorable para todos los asistentes.

“Infinite Content Tour” se denomina la gira promocional de su quinto álbum de estudio, Everything Now, con un fuerte contenido acerca de cómo la tecnología y la era digital nos afecta a los seres humanos. De hecho, todos sus discos, canciones y letras vienen plagados de mensajes, para el análisis posterior disfrute musical.

Arcade Fire es una banda sumamente ecléctica rítmicamente hablando, este disco así como otros es bastante bailable, pero este posee claras influencias del disco de los 70s. Es así que el show arrancaba con una presentación típica de pelea de boxeo, es más, el escenario de toda la gira contó con unas tiras tipo de ring como parte de la escenografía que más tarde serían retiradas.

Régine Chassagne además de cantar toca piano, teclados, acordeón, batería y percusión. Foto: Luciano Gertner.

El setlist rompe con un esperado Everything Now, primer y más icónico single del álbum homónimo, acompañado en pantallas con un TODO AHORA bajo el coro del público que no se cansó de repetir “everything now, everything now…” y un Win Butler subido a su retorno constantemente. De este disco presentaron también Put Your Money On Me, Creature Comfort y Electric Blue, tema cantado por la magnífica Régine agarrando el mando y el escenario para deleite de los presentes.

El resto del setlist fue un recorrido por toda su discografía con emocionantes temas como Rebellion (Lies), No Cars Go, Neon Bible, Ready To Start, Reflektor, Neighborhood #1 y Sprawl II, entre otros. Los seis integrantes de la banda, más los tres que músicos que acompañan la gira, brillaron por sí solos, intercambiando instrumentos en cada tema como de costumbre. Es bien sabido que Arcade Fire es una banda multi instrumental, cosa que no deja de sorprender, sobre todo por ser una banda que se destaca en sus presentaciones en vivo.

El vocalista principal, Win Butler, bajó varias veces a cantar entre un respetuoso público que entiende que tiene que dejar continuar el show y no atropellar ni poner en peligro a su artista favorito. Además hizo referencia a los disturbios ocurridos el día previo al show en la ciudad de Buenos Aires en donde la gente salió a reclamar ante el ajuste del régimen provisional que afecta a los jubilados, y donde varias personas resultaron heridas. Les dedicó el tema The Suburbs, bajo el mensaje de “no dejen que los opriman” y dejando en claro que en EE.UU. también ocurren situaciones similares. En un ambiente de pura sensibilidad y emoción, el mensaje fue festejado para luego emocionarnos con aquel piano característico del tema.

El cierre por excelencia fue marcado por Wake Up, canción mega esperada para ser coreada como en una comunión y un sello de homenaje a esta banda que cumple con lo que promete y además trae paz y una especie de calma a los fans. Inevitable pensar a esta altura del show en el grandioso David Bowie, quien los ha apadrinado y acompañado en presentaciones previas, además de grabar algunas canciones juntos. Un ambiente de total júbilo, tristeza, alegría, melancolía, todo junto a la vez, como sólo Arcade Fire puede lograrlo.

Para despedirse, mientras el coro de Wake Up seguía, los músicos bajaron a recorrer los pasillos que separaban al público del escenario y los sectores, con instrumentos en mano, desparramando carisma y devolviendo un poco del amor que reciben de sus seguidores.