Peliculas y Series

«Gilda, no me arrepiento de este amor» estrena en cines con la historia de un ícono cultural

Gilda, no me arrepiento de este amor, lidera el ranking de películas en argentina desde su estreno el jueves pasado con más de 270.000 entradas vendidas, superando ampliamente a otras.

Según los datos de Ultracine, Gilda lleva 279.252 entradas vendidas a la fecha, en segundo lugar está la película Ciudadano Ilustre, que se estrena en Paraguay el 29 de septiembre, con 216.000 entradas, en tercer lugar Inseparables y en cuarto lugar Permitidos con Lali Esposito.

A 20 años del aniversario de la muerte, Gilda: no me arrepiento de este está protagonizada por Natalia Oreiro y dirigida por la documentalista Lorena Muñoz, quien se embarca en su primer largometraje de ficción luego de un exhaustivo trabajo de investigación sobre la vida de un ícono cultural.

El 7 de septiembre de 1996, Gilda, la estrella argentina de música popular pierde la vida en un accidente de tránsito en la llamada «ruta de la muerte». En el autobús de gira esa misma noche mueren ella, su madre, su hija mayor, tres músicos de su banda y el chofer. Tenía 34 años y ya era una leyenda.

La película dirigida por Lorena Muñoz navega los seis años previos al accidente, desde que Myriam Alejandra Bianchi decide dar un volantazo en su tranquila vida como maestra jardinera en un barrio de clase media como Villa Devoto y abandona su trabajo para perseguir su sueño de la juventud: cantar. A Myriam desde chica le había gustado la música, su padre siempre la acompañó y ese deseo se hacía cada vez más fuerte. El problema es que está casada, tiene dos hijos pequeños y si bien está orgullosa de la familia que logró construir, siente un vacío en su vida profesional. Nada haría prever el verdadero fenómeno cultural que generaría en tan poco tiempo.

Cuando el tecladista y productor musical del ambiente tropical Toti Gimenez convoca a un casting para encontrar una nueva voz femenina, Myriam ve una oportunidad pero su marido no está de acuerdo. A pesar de esa negativa, ella se presenta y resulta elegida. A partir de ese momento construye desde cero la identidad de Gilda y emprende un ascenso impensado hacia una fama que dura apenas unos años. En el camino, Gilda se enfrenta a todo. Le dicen que no vende porque no encaja en el estereotipo de la época. Es rechazada por las discográficas por su voz, por su cuerpo demasiado delgado para la época y por sus letras cargadas de sentido y de romanticismo. Hasta ese momento, la mujer en la cumbia era un objeto sexual vacío de toda calidad artística y musical.

Gilda pelea contra el racismo de su familia, el machismo de su marido y el rechazo de la gente de la bailanta que en un primer momento critican su estrato social y su estilo.

A pesar de todas las trabas y obstáculos que se le presentan, sigue adelante y logra imponerse. Demuestra talento como compositora, y empieza a desplegar su propio repertorio sin traicionar la fórmula de la cumbia. Por primera vez, una mujer le habla a otras mujeres sobre sus derechos, habla de cerrar puertas, de defender su lugar y reclamar las ilusiones perdidas. Sin contar con promoción en medios masivos se convierte en la abanderada de la bailanta, sus fans la siguen con una pasión devota y aseguran que tienepoderes milagrosos, a lo que ella responde con sencillez: Si la música tiene el poder de hacer que la gente se cure, bienvenida sea. Logra en cinco años, lo que a otros artistas les lleva toda una vida.

Meses antes de su muerte Gilda graba su disco más exitoso, Corazón valiente. Sale de gira por Latinoamérica, se transforma en un ícono popular de la música tropical y logra colocar a este género en un lugar de mayor prestigio. Recibe el disco de oro por el éxito de ventas y firma un contrato millonario con México que la consagra como figura de la cumbia latinoamericana.