ActualidadArticulos

George Orwell nacía en un día como hoy

El 25 de junio de 1903 nacía Eric Arthur Blair, más conocido como George Orwell. Periodista, ensayista y novelista, Orwell tuvo una obra prolífica. Las novelas “1984” y “Rebelión en la granja” son sus trabajos más reconocidos. Su obra ha permeado a la sociedad occidental, y hasta el adjetivo orwelliano es reconocido como sinónimo de lo autoritario.

[quote cite=’1984; George Orwell.’ align=’left’] “La guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia es la fuerza”.[/quote]A la edad de 33 años se unió a las filas republicanas en la Guerra Civil española a través de las Brigadas Internacionales, y se vio envuelto en el cisma de 1937 entre anarquistas y comunistas proclives a la guerra, por un lado (entre los que se encontraba Orwell), y los comunistas estalinistas y socialistas por otro, que velaban por mantener el orden burgués de la República.

Al poco de regresar al frente en Huesca, recibió un disparo en el cuello que casi le cuesta la vida y se decidió a abandonar físicamente el conflicto, aunque encontró en este la razón de ser de todas sus obras literarias y artículos periodísticos anteriores y posteriores: la lucha contra el totalitarismo y la defensa del socialismo democrático.

Además de cronista, crítico de literatura y novelista, Orwell es uno de los ensayistas en lengua inglesa más destacados de los años treinta y cuarenta del siglo XX.

A continuación, frases para recordar a Orwell, por siempre.

“El pensamiento corrompe el lenguaje y el lenguaje también puede corromper el pensamiento”.

“En principio, el fin de la guerra es mantener a la sociedad al borde de la hambruna. La guerra la hace el grupo dirigente contra sus propios sujetos y su objetivo no es la victoria, sino mantener la propia estructura social intacta”.

“Un chiste picante es una especie de rebelión mental”.

“Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano”.

“Doblepensar significa el poder de mantener dos creencias contradictorias en la mente simultáneamente, y aceptar ambas”.

Y, conocida en varios ámbitos: “El Gran hermano te observa”.