Salud

Consejos para fortalecer el sistema inmunológico con remedios naturales

El fortalecimiento del sistema inmunológico se puede lograr siguiendo reglas simples: Al tratar nuestros intestinos: el 80% de las células inmunitarias maduras funcionales se encuentran en el intestino. La inmunidad intestinal representa una pareja integrada: no se puede tener un sistema inmunológico en funcionamiento si el intestino no funciona. La flora intestinal juega un papel fundamental en la modulación de la respuesta inmunitaria defensiva tanto a nivel intestinal como general. Es precisamente la microflora presente en el intestino la que nos protege de la agresión bacteriana. Por tanto, se recomienda el uso de fermentos lácticos vivos con acción probiótica para mantener en equilibrio la flora bacteriana intestinal.


Podemos ayudarnos a nosotros mismos operando una inmunoestimulación que tiene como objetivo estimular y fortalecer las defensas naturales del cuerpo con el fin de hacer que el cuerpo sea menos sujeto a agresiones por agentes externos nocivos: de esta manera se pueden reducir los episodios de enfermedad. Esto ocurre mediante el uso de remedios principalmente naturales.


Remedios naturales para el sistema inmunológico: Además, durante este período del año es posible obtener ayuda de remedios naturales para el sistema inmunológico. Hierbas y plantas con acción antigripal y estimulante que ayudan a nuestro organismo a defenderse de los ataques de virus y a recuperar la energía necesaria para afrontar el invierno.

  • Equinácea: sola o en combinación se utiliza como agente antiviral, antifúngico, antiinflamatorio, reparador y cicatrizante.
  • Rosa mosqueta: rica en vitamina C, además de fortalecer el sistema inmunológico, tiene actividad antiinflamatoria en procesos inflamatorios localizados y recidivantes.
  • Astrágalo: buen adaptógeno capaz de incrementar la resistencia del organismo a las agresiones externas.
  • Ribes nigrum: manifiesta una acción antiinflamatoria y estimulación de las defensas del organismo
  • Propóleo: Sustancia de origen natural producida por la abeja obrera para sellar las células de la colmena y proteger a la colonia de infecciones ya que tiene actividad antibacteriana, antifúngica y antiviral.
    El Propóleo aumenta la capacidad de defensa del organismo frente a virus y bacterias, su acción inmunoestimulante aumenta la resistencia del organismo favoreciendo la síntesis de anticuerpos y la actividad de los macrófagos, capaces de incorporar el patógeno extraño y digerir. De esta forma, ayuda a prevenir resfriados, como resfriados, gripe y amigdalitis.
  • Mantener el sistema inmunológico eficiente: Además de fortalecer el sistema inmunológico, también es posible mantenerlo siempre eficiente.
    Para ello puedes trabajar en varios aspectos como: Practicar deporte y actividad física que, al reducir el estado inflamatorio del organismo, repercutirá positivamente en el sistema inmunológico
    Descanse lo suficiente, ya que dormir poco puede debilitar el sistema inmunológico.
  • Una dieta adecuada: mantén una dieta sana y variada que proporcione un aporte calórico adecuado, no exageres en el uso de alimentos grasos y lleva frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales.
    Cúbrete adecuadamente para protegerte de las frías temperaturas del invierno
  • Tomar suplementos que contengan vitaminas, especialmente vitaminas del complejo B que, además de proporcionar energía, son importantes para la eficiencia del sistema inmunológico y vitamina D cuyo alto nivel promueve la inmunidad a las infecciones microbianas.
  • También es importante la integración con zinc, un micronutriente esencial para respaldar la funcionalidad del sistema inmunológico. Puede reducir el riesgo de enfermarse y, cuando está enfermo, puede acelerar el proceso de curación.