Actualidadlol

Festejarán el 420 en iglesias evangélicas y católicas

Luego de que Payo explicara que quiere legalizar la paya (cannabis, marihuana, faso, tuca, ese rico) en sus usos medicinales y recreativos para que el estado quede un paso al frente de los narcos y las mafias farmaceúticas, saltaron los religiosos proponiendo que se festeje en las iglesias el 420 ya que las mismas se construyen-reconstruyen-fumigan-adornan-ponenluces-etc con plata del estado.

“Al pan pan y al vino vino, y quien no invita ¿para qué va a misa los domingos?”, compartieron emocionadísimos los iluminados religiosos, quienes están en búsqueda de la cepa del tercer ojo, esa que te deja más loco que la resurrección de Cristo, según los científicos encargados en estudiar el tema.

Abril es el mes de las flores y las promos del 20 de abril (420), en esa fecha hasta el dealer más cercano habilita el 2×1, como en el Congreso, entra 1 y meten 2 secres vips bajo la mesa en sueldos. El cuarto mes del año es lindo para cosecha, producción, y distribución de la droga actualmente ilegal en el país que más exporta -también exportamos pobreza según HC, pero eso es narcotráfico de otro costado-.

A lo Capusotto, estamos hablando del faso, el paraguayo, uno de los más ricos del continente, o nada más visitá Buenos Aires o Brasilia, probá la peor hierba prensada, tenés mal viaje asegurado -como esos viajes pasando Mcal Estigarribia en el Chaco-.

Lo que justamente Payo quiere contrarestar: el proyecto de ley contempla visiones de lo ya realizado en Uruguay, ya que el país de Onetti, Mujica, Viudez, y la rambla más hermosa de sudamerica es digno de imitar. En lo medicinal, para paliar dolores y síndromes, y en lo recreativo, para fumar tranquilos sin desarrollar paranoia social en la ciudadanía perseguida por Linces, motochorros, seccionaleros, Hacienda, comisión vecinal y quién sabe qué otro tipos de monstruos.

“La verdadera lucha contra las drogas se gana legalizando” lo dijo el mismo ex Pte de la Rca. Oriental Revolucionaria de Uruguay.

“¡Y el verdadero estado laico se gana tomando todo el vino de la misa. Cuchaste Papa Francis!” según compartió esperanzada Mary Huana, fiel devota de las reuniones domingueras, no le dejaron abortar pero al tener el hijo tampoco le ayudaron en nada. “Ni un faso invitaron. ¿Son la Senad mbae pio? Qué pelada, bro. Hasta en el Asuncionico sobraba todo” culminó antes de ir al copetín por una empanada y una gaseosa para pasar el kuremoi.