ActualidadMúsica

Es bueno recordar a Bob Marley

Bob Marley, el músico más influyente del reggae, nació el día 6 de febrero hace 69 años en Rhoden Hall, St. Ann, en Jamaica. Su verdadero nombre fue Robert Nesta Marley y sus padres fueron Cedella Malcolm y el capitán Norval Sinclair Marley.

¿Chico mestizo? Fue hijo de Cedella Booker, una afro-jamaiquina de 18 años, y de Norval Marley, blanco de ascendencia inglesa con más de cincuenta años. Aunque Norval ayudaba económicamente a su mujer, rara vez veía a su hijo. Él murió cuando Bob tenía diez años. Marley tuvo que soportar muchas burlas y desprecios por parte de la comunidad negra, conformada por la gran mayoría de jamaiquinos. Al ser mitad blanco, era comúnmente discriminado, pero siempre se mostró indiferente a estos insultos.

El reggae, su música. Este género musical apareció en Jamaica durante la década del sesenta. Recoge sus principales influencias del ‘ska’, el ‘calypso’ y el ‘rocksteady’. Bob Marley, junto a los Wailers y Peter Tosh, son los principales exponentes de este género, que ya se ha difuminado a nivel mundial.

Rita, su amor. Rita y Bob se conocieron a mediados de la década del sesenta, se enamoraron y decidieron casarse. Rita lo apoyó a lo largo de su carrera, no solo en lo personal, sino también en lo profesional, ya que pertenecía al grupo de coristas que acompañaba a Bob en sus giras, denominado ‘The I Threes’.

Jah Rastafari. Bob Marley se convirtió al rastafarismo durante la década del setenta. Se trata de una ideología espiritual que apareció durante los años treinta en Jamaica. Era común ver a Bob cantando canciones y fumando hierba. Recordemos que en Jamaica su consumo es legal.

Dreadlocks. Los ‘dreadlocks’, también conocidos como ‘rastas’, son más que un peinado de moda. Bob los usaba como parte de su identidad rastafari, ya que estos representan al ‘León de Judea’.

Fútbol. Marley era un fanático declarado de este deporte. Después de la música, el fútbol era la más grande de sus pasiones, y era muy común encontrarlo jugando con amigos, músicos y familiares en su casa de Jamaica. Fue precisamente una herida mal curada en el fútbol la posible causa del melanoma que se convirtió en cáncer, y le causó la muerte. Fue enterrado con su guitarra Gibson, una pelota de fútbol, una biblia abierta en el Salmo 23 y un paquete de marihuana. Además, se dice que sus últimas palabras fueron “El dinero no puede comprar vida”.

‘No woman, no cry’. Es el tema más popular de Bob Marley, y figura en el puesto número 37 en la lista de las ‘500 mejores canciones de todos los tiempos’, creada por Billboard.

Legado. Marley dejó un legado de 17 álbumes, entre ellos uno póstumo llamado ‘Confrontation’. Además de muchos álbumes recopilatorios, existen una amplia variedad de películas, documentales y libros sobre la vida del artista. Se calcula que dejó una herencia aproximada de 10 millones de dólares, con la que se pudo fundar la asociación benéfica ‘1 Love’, dedicada a obras de caridad.

Febrero del 2014 y aún la leyenda sigue viva, de cumpleaños y con muchos por venir.

Una seca por el loco.
Get up, stand up.