[sharify]

Una nueva edición del Festival de las Américas tuvo lugar el jueves en horas de la noche en el Teatro José Asunción Flores del Banco Central del Paraguay. Más de mil personas acudieron a la cita, que como todas las actividades organizadas por el Centro Cultural de la República El Cabildo, fue de carácter libre y gratuito.

Los tenores, el dúo argentino Los Juan y José Mongelós, la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional, llevaron a la música popular, al plano sinfónico y lírico, a los que se sumaron, danzas de diferentes países y poesía, ofrecidas por representaciones de doce delegaciones extranjeras, formaron parte del espectáculo, que se desarrolló como un rico muestrario cultural y artístico de nuestro continente. “Es una noche para rendir homenaje a nuestras raíces, nuestra rica cultura y al arte”, expresó Margarita Morselli, directora general del CCR El Cabildo, organizador del encuentro.

Del espectáculo participaron representaciones extranjeras como las de Colombia, Chile, Argentina, Costa Rica, México, Ecuador, República Dominicana, Uruguay, Cuba, Estados Unidos, Brasil y Paraguay. presentando músicas y danzas propias de cada región. Fotografía: El Cabildo.
Del espectáculo participaron representaciones extranjeras como las de Colombia, Chile, Argentina, Costa Rica, México, Ecuador, República Dominicana, Uruguay, Cuba, Estados Unidos, Brasil y Paraguay. presentando músicas y danzas propias de cada región. Fotografía: El Cabildo.

El evento se inició con la participación de la Embajada de Colombia, que presentó un momento musical con la interpretación del vallenato “La gota fría”, del compositor Emiliano Zuleta, por parte del grupo “La Compañía”. A continuación, la Embajada de Chile marcó presencia con un cuadro con aires de tonada y cueca, perteneciente a dos grandes exponentes del folklore y canto popular chileno: Violeta Parra y Víctor Jara. La representación diplomática de Argentina presentó fragmentos de “Eva”, versos plasmados por la poeta argentina María Elena Walsh en ocasión de la muerte de Evita Perón, en la voz de la actriz Lucrecia Carrillo, quien lleva realizadas más de treinta obras de teatro, numerosas películas y participaciones en televisión nacional e internacional.

Por su parte, la Embajada de Costa Rica compartió, a través de la danza, una versión de la canción típica titulada “El Himno al Guaro”, de la autoría de Hernán Elizondo. México también hizo acto de presencia con la interpretación de un baile tradicional del Estado de Jalisco, denominado “Jarabe Tapatío”, y en el cual se aglutinan los estilos más famosos de sus diferentes regiones. A su vez, la poesía del Ecuador tomó forma en la voz del embajador de la República del Ecuador en nuestro país, José Enrique Núñez Tamayo.

En otro momento de la jornada artística, la Embajada de la República Dominicana, se sumó a la celebración, con la canción “Por amor”, de la autoría del maestro Rafael Solano, interpretada por tenor paraguayo José Mongelós, con acompañamiento de la OSIC y un dúo de ballet.

En la variedad de expresiones artísticas, también destacaron un popurrí de candombes uruguayos, interpretado por el grupo musical Rodelú, y “La Charanga Habanera”, una danza popular de Cuba. Estados Unidos marcó presencia con el baile charleston; y desde Brasil, la muestra coreográfica “Frevo”, con su ritmo tradicional característico de esa región y una brillante presentación de la Orquesta del Congreso, con una versión de “Garota de Ipanema”.

La música de nuestro país estuvo representada por “Bravo Paraguay”, interpretada por Los Juan, José Mongelós y la OSIC.

La “Canción con todos” unió de nuevo las tres voces a los que se sumaron todos los artistas participantes del escenario, quienes con las banderas de los países americanos, dieron el colorido paseo imaginario por la geografía de nuestro continente, a través del arte y la cultura.

Las proyecciones de imágenes correspondientes a cada país participante, y una dinámica interacción con los presentes, que tuvo sus momentos de gran emoción, como aquellos en los que una jovencita de entre el público -Rosita Battilana- se sumó espontáneamente al espectáculo ofrecido en el escenario, deslumbrando también ella con su amor por la danza. Una noche para celebrar la riqueza de nuestro continente americano de la manera más genuina: el arte.


Fotografías: Gentileza Luis Vera. El Cabildo.