Conciertos

El día que No Te Va Gustar hizo gozar al Casco Antiguo

1700 personas fueron parte del Shamrock II realizado en Casco Antiguo. La presentación de la banda de las tierras de Gardel: No Te Va Gustar, reconfirma lo que todas las bandas internacionales vienen diciendo “el público paraguayo es el mejor”, ese público que también vibró con los grandes teloneros de la noche: Tio Hiena, Bohemia Urbana, Salamandra.

A decir verdad, el escenario montado en Casco Antiguo, capaz y es la primera vez que montan tal estructura adentro, que da movilidad suficiente a los artistas, tanto en tablas como en -digamos- “camerinos”.

Entre idas y vueltas y rondas de cerveza, sonaban varios éxitos de bandas ya posicionadas y unidas de sangre: Bohemia Urbana, y Salamandra.

Mientras la gente iba acomodando sus emociones al clima conciertero, la banda integrada por Emiliano Brancciari (voz y guitarra), Gonzalo Castex (percusión y coros), Martín Gil (trompeta y coros), Denis Ramos (trombón), Mauricio Ortiz (saxo), Marcel Curuchet (teclados, reemplazado tras una operación de hernia de disco), Guzmán Silveira (bajo), Diego Bartaburu (batería) y Pablo Coniberti (guitarra) se hacía dueña del escenario.

Sonaba “Como Si Estuviera”, y la viva voz del recinto era la misma gente, este redactor (¿redactor?) se sentía perdido en el pogo y acompañado al mismo tiempo. “Cero A La Izquierda”, y el Casco ya pertenecía a No Te Va Gustar, manos arriba, la gente cantando, y claro, llegaba la empática e infaltable casaca albirroja, que entraba en el remix que fusiona rock con murga, candombe, reggae, ska y salsa.

no-te-va-gustar-paraguay-shamrock1

De todos los temas que sonaron aquella noche, “Tu Defecto Es El Mio” fué el pico y ganó a todos los temas por demolición, en puesta en escena y en respuesta de la gente.

Admito, primera vez de todas las veces que ví a la banda, dónde además de ver pude mirar y escuchar, y capaz sea yo, o capaz sea mi vejez de alejarme cada tanto y ver todo desde el fondo -del recinto conciertero-: la gente, el escenario, el sonidista… la cosa es que, NTVG es una de las bandas más compactas que pude escuchar en vivo sin estanque en vetas rítmicas y melódicas, y con retroalimentación permanente del universo músical que envuelve lo latino de la agrupación rockera uruguaya. Mismo universo que tiene capacidad de hacerte volar la cabeza, total, ya volaron el Casco Antiguo.