Ciencia

El cielo de Stephen Hawking: Dios no existe

“No tengo miedo de morir, pero no tengo prisa por morirme. Es mucho lo que quiero hacer antes” decía el científico Stephen Hawking en una nota para el diario británico The Guardian en 2011.

El científico británico Hawking falleció el 14 de marzo de este año en su casa de Cambridge en Inglaterra a los 76 años de edad. Pasó toda su vida cuestionando la creación del universo y la existencia de Dios, reconoció que era abiertamente ateo y no creía en la existencia de un paraíso celestial.

Forma parte de la historia de la ciencia debido a sus trabajos sobre los agujeros negros y por unificar dos grandes teorías de la física del siglo 20: La de la relatividad y la de la mecánica cuántica. Además pasó su vida intentando explicar la creación del universo y al fenómeno conocido como dios.

Para intentar responder el primer enigma, se dedicó a estudiar la teoría del Big Bang como así también la teoría del todo, concluyó que no es necesario invocar a Dios para dar inicio al Universo, palabras textuales de su libro “El gran diseño” lanzado en el 2010. Sostenía innegablemente que para explicar el universo basta con comprender las leyes de la física sin la necesidad de un Dios, afirmaba que el Big Bang fue el comienzo de todo y ante esta respuesta también comenzó a cuestionar qué había antes del universo que conocemos, inclusive en esta pregunta tampoco abarcaba la posibilidad de creer en la existencia de un dios.

“Cuando la gente me pregunta si Dios creó el universo, les digo que la pregunta en sí misma no tiene sentido”, comentó Stephen Hawking en un video para el canal de televisión Discovery Channel.

Hawking, explicaba que a pesar de lo complejo de sus teorías no se podía probar la “no” existencia de Dios pero con la ciencia su persona se hace innecesaria. Sin embargo, años en 1988, en su exitoso libro “Breve historia del tiempo”, deja una teoría abierta para un posible ser creador, en su obra escribía que si llegáramos a completar la teoría del todo, podríamos quizá conocer “la mente de Dios” y años después en 2007, volvió a la idea de la posibilidad de un Dios.

En una entrevista para la agencia de noticias Reuters confirmo creer que el universo esta gobernado por leyes de la ciencia, y que esta posibilidad podía ser decretada por un supuesto dios, si esta teoría fuese cierta, cuestiona por qué Dios no interviene para romper las leyes.

“Creo que el universo fue creado espontáneamente de la nada, de acuerdo con las leyes de la ciencia”, escribió Hawking en su libro “Respuestas breves a grandes preguntas”. “Si acepta, como yo lo hago, que las leyes de la naturaleza son fijas, entonces no se tarda mucho en preguntar: ¿Qué papel hay para Dios?”, agrega. “Si lo desea, puede decir que las leyes son obra de Dios, pero esa es más una definición de Dios que una prueba de su existencia”.

“Solo podemos intentar una explicación racional a través de la Ciencia. Y al final, sabremos todo lo que sabría dios, si es que existe alguno”. Para Hawking, hasta el día de su muerte nadie podía probar la existencia de un dios pero sí el comienzo del universo y cómo de manera espontánea del caos surgió para ser lo que hoy en día es.