ArticulosCiencia

El Cambio Climático es un gran desafío para América Latina y el Caribe

(Por Camila Rodríguez) La región de América Latina y el Caribe contribuye hasta el momento “poco” para el calentamiento climático global según la FAO (Food and Agriculture Organization). Sin embargo, ALC se encuentra entre las más vulnerables al cambio climático, dentro de la franja de huracanes, Estados insulares y zonas costeras bajas.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe lanzó “La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe”, en ella se explayan varios desafíos al cual debemos enfrentarnos debido a los cambios climáticos que tiene la región frente a la contaminación.

El primer desafío con el cual nos topamos el medio ambiente y los seres humanos, es el aumento de la compra de combustible. La economía global afecta al medio ambiente ya que mientras más dinero ganan los habitantes de América Latina y el Caribe, se consume más combustible.

En la agricultura existe una contradicción, el aumento de la temperatura a pesar de beneficiar a algunos cultivos también afecta a otros ya que las condiciones del suelo y el agua para riego se ven perjudicados por el calor. Por otro lado, un desafío interesante será cambiar el sistema energético por una vía que genere menos dióxido de carbono, los actuales sistemas son vulnerables a los cambios de condiciones.

Las ciudades también tiene su parte en esto, los gases de efecto invernadero principalmente producido por la deforestación y cambios en los usos del suelo debido como así también la crecida de población demanda mayor uso y presión de recursos naturales. Algunas ciudades andinas de México, América Central y el Caribe serán las más propensas a sufrir estrés hídrico. Además, América Latina estará más expuesta a sufrir más inundaciones.

A fines del 2018 la FAO declaró “En Paraguay, más de dos tercios de las personas que sufren pobreza extrema viven de la agricultura. Muchas de ellas son indígenas que viven en áreas remotas, carecen de recursos y derechos de propiedad y dependen de los recursos naturales, como la madera y el carbón, para cubrir sus necesidades básicas. Por ello, son extremadamente vulnerables a los choques climáticos” en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático 2018.

En América Latina y el Caribe sólo existe aproximadamente 9% de la población mundial, pero concentra 50% de la biodiversidad, con una alta sensibilidad a los cambios de temperatura. También, la infraestructura costera deberá adaptarse al aumento en el nivel del mar en todos los puntos de la región.