Articulos

Día de la Mujer Paraguaya: nada que festejar

“Feliz día mujer paraguaya”, “Mujer paraguaya, sacrificada, gloriosa”, y tantos que saltan por ser el día de la mujer paraguaya. La realidad no felicita, la realidad es otra cosa.

El 24 de febrero se conmemora el Día de la Mujer Paraguaya en alusión a la “Primera Asamblea de Mujeres Americanas” que tuvo por escenario la ciudad de Asunción, realizada en el año 1867, en la Plaza de Mayo. En aquella ocasión mujeres de la capital y del interior del país entregaron sus joyas para colaborar con la causa de la guerra de la Triple Alianza.

La equidad de género no existe en Paraguay, sigue siendo un gran plan, como el gobierno de turno, un rumbo sin salida del túnel. Aunque la mujer va ganando espacios en política (34% del legistivo compuesto por mujeres) y en ámbitos corporativos, la equidad aún es un objetivo pendiente.

Ña Chini, mujer de campo y trabajadora desde que sale el sol, en el campo, en su chacra, las decisiones las siguen tomando en áreas rurales los hombres de la comunidad.

La llegada de la tecnología y acceso -las que pueden- a educación si ve a la mujer paraguaya como protagonista, en cargos de gerencia de pymes y multinacionales, a su vez con emprendimientos de la era digital, acompañado de mayor desenvolvimiento en las artes audiovisuales y el ambiente creativo.

Conocido y mediatizado lo dicho por el Papa Francisco “La mujer paraguaya es la más gloriosa”, mientras tanto las políticas públicas de estado en cuanto a salud y ambiente laboral, habitan el otro polo, no existen políticas públicas para reforzar tal afirmación ya que, dos mujeres fallecen por mes a consecuencia de actos violentos, según el Ministerio de la Mujer. “Y ustedes saben que en toda América, la mujer paraguaya es la mujer más gloriosa, y no porque haya estudiado más que otras, porque esa mujer, la mujer del Paraguay, supo asumir un país derrotado por la injusticia y los intereses internacionales”, vitoran a volumen alto lo dicho, mientras pareciera ser que la realidad, nos dictara otra cosa.

La realidad lamentablemente no cumple otra función más que desapegar ese busto cálido y el abrazo de madre, con poco para festejar, muchas madres ven a sus hijos ir a escuelas sin techos. Y otras, refugiadas en el miedo, mirando el noticiero tras la novela o el enlatado “de target” de turno, para enterarse de lo mismo, más robos y más inseguridad en las calles -secuestros ni hablar-. La mujer vive con miedo, y hacia adentro.

Salud es otra materia pendiente e insuficiente a días de hoy. El Dr. Juan Carlos Alvarenga, del programa Nacional de Control en Cáncer, afirmó que la primera causa de muerte se atribuye al cáncer de cuello uterino. Por citar casos, ya que en las fronteras es común que la mujer paraguaya tenga doble nacionalidad, para poder asistir a hospitales fronterizos de los países limítrofes en búsqueda de bienestar y salud no proveídos en el Paraguay en enfermades como la diabetes, o para simples controles de salud.

Mientras algunos festejan el Día de la Mujer Paraguaya, para otras, es un día más en un sistema machista que aún se desenvuelve por el arraigo de la dictadura y las no-libertades en plena democracia del siglo XXI.

Actividades: El “Ciclo Tradición e Innovación” en homenaje a la mujer paraguaya, tendrá su inauguración este martes 24 desde las 19.00. La cita será en el Centro Cultural de la República “El Cabildo”. Por su parte, el Ministerio de la Mujer realizará la Corre-Caminata – Edición 2015, en la Costanera de Asunción. Será el sábado 28 de febrero, a partir de las 07:30.