ArticulosTecnologia

¿Cuáles son los retos de las mujeres en el 2017 en los espacios digitales?

(Angélica Contreras, Genderit.org) La lista puede ser enorme. Son muchas las cosas que debemos de hacer. El primer paso es identificar estos desafíos y el segundo, poner manos a la obra.

Sororidad: probablemente el reto más grande que debemos enfrentar este año es el trabajar en equipo. En México existe una frase muy común: mujeres juntas, ni difuntas. Las invito a que ignoremos esa frase. La única forma en la que vamos a lograr consolidar proyectos que tengan un impacto en las mujeres es si trabajamos unidas.

Marcela Lagarde dice que la sororidad es la amistad entre mujeres diferentes y pares, una hermandad entre mujeres, el percibirnos como iguales y que podamos aliarnos, compartir y cambiar nuestra realidad, ya que todas, de una u otra forma hemos sido oprimidas.

Consolidar los movimientos sociales digitales, no sólo dar clic: internet nos presenta un espacio de activismo donde podemos ser creativas e interactuar. En el 2016 aprendimos a organizarnos y ejecutar proyectos a partir del diálogo desde las redes. Ahora debemos aprender que juntar muchos “me gusta” y ser “trending topic” no lograrán una diferencia sino salimos a las calles a exigir, a llevar propuestas a nuestros cabildos, con las y los representantes populares. Ser tendencia nos ayudará a posicionar el tema, pero el activismo requiere que tomemos una pancarta y gritemos nuestros derechos.

Compartir el conocimiento e informar: hablar de internet conlleva conocer de muchos temas tales como: economía digital, políticas públicas regionales y globales, infraestructura, ciberseguridad, derechos humanos, y muchos más. Debemos compartir, explicar e intercambiar ideas con amplitud.

Tomar espacios como el de la gobernanza de internet: los espacios ya sean locales, regionales o el global sobre gobernanza de internet siguen siendo espacios creados bajo una mirada de hombre blanco con capacidad –económica y física- para acceder a internet y a esos eventos. Como mujeres y feministas, nuestra participación e irrupción en estos espacios sigue siendo incómoda. Apenas hace un mes, me cuestionaban el por qué y para qué pedir la inclusión de la perspectiva de género en este tipo de eventos. Creo que finalmente la perspectiva de género y su inclusión nos da poder.

¿Por qué es importante involucrarnos en la gobernanza de internet? Es en estos espacios dónde se discute, retroalimenta y construyen agendas. El modelo de múltiples partes interesadas da la oportunidad de poder contar, ver y observar las diferentes aristas de un mismo tema y es importante abonar a estos espacios con una perspectiva feminista que busque construir espacios incluyentes.

Pero nuestra participación no debe quedar sólo en este tipo de espacios, no podemos depender sólo de estos foros para el intercambio y compartir conocimientos. Internet nació como un espacio libre e igualitario, sino se acepta e incluye las perspectivas de las mujeres, entonces algo no estamos haciendo bien.

Usuarias creadoras: uno de los mayores retos es pasar de ser usuarias pasivas (consumidoras únicamente de internet, meras navegantes) a usuarias participativas que apoyan y abonan en la creación de internet. Un ejemplo clave es la creación de contenido en español sobre temas de internet, protección de datos, derechos digitales, seguridad digital.

No podemos esperar sentadas a que las políticas públicas de nuestros gobiernos nos den la respuesta frente a las TIC. Como feministas y de cara a los retos, debemos identificarnos, trabajar en equipo y “dar clic, arrastrar la pluma, los zapatos y sudar” para poder conseguir estos objetivos.

La pregunta del año. Cuando hablamos de internet, pensamos en el acceso y nos vienen a la mente los cables, las conexiones, que se necesitan para lograrlo, Si nos va bien, pensaremos en el contrato y los papeles que debemos firmar, pero nunca nos preguntamos: ¿para qué nos conectamos?, ¿qué hacemos en internet? y ¿a dónde estamos accediendo?

Esas preguntas y otras tantas intentaré responderlas este año, para entonces poder contar con las herramientas que nos permitan proponer políticas públicas con información exacta de lo que nosotras como usuarias/creadoras de internet queremos.

¿Cuál es nuestro principal reto este 2017? El feminismo digital plantea el reto de garantizar que nuestros derechos offline sean respetados online. No, no es un capricho por tener vagina, es nuestro derecho.

Sí usted lectora o lector llegó al final de este texto, es porque, como yo, está interesada/o en lograr que podamos expresarnos, gritar, apropiarnos y hacer uso de las TIC sin prejuicios ni violencias.
En la WomensMarch, un afiche decía “Las mujeres pertenecen a la resistencia”.

¡Claro que las mujeres pertenecemos a la resistencia! Una que nos pide que gritemos y seamos voz para exigir el respeto a nuestros derechos y es esa misma voz la que debemos llevar a internet, para exigir pero también para participar y construir juntas.