ActualidadPeliculas y SeriesTop

Crítica: Cincuenta Sombras liberadas es una fantasía

La trilogía de Cincuenta Sombras (50 Shades) es una fantasía dentro de una fantasía. Una cruza entre amor prohibido a lo Crepúsculo, E.L. James recrea en ella la historia de una joven atada a un sadomasoquista multimillonario. La imaginación corre por cuenta de Stephenie Meyer dando vida a una especie de softporn para un público masivo entre Christian Grey (Jamie Dornan) y Anastasia (Dakota Johnson).

La primera película era sobre la Anastasia Steele y su incapacidad de amar a Chirstian Grey, la segunda asumia que todo era una novela entre ex-amantes, stalkers, y episodios psicóticos, el final de la trilogía da por hecho -por fin- que Cincuenta Sombras Liberadas tiene un propósito sexual.

Fifty Shades Freed fue lanzada el 9 de febrero de 2018​ por Universal Pictures.

Dirigida por James Foley, protagonizada por Jamie Dornan y Dakota Johnson, simplemente, para un final patético a la trilogía pseudo erótica. Van de luna de miel a Europa, Ella quiere hacer topless, el no le deja. Ella quiere romper los esquemas y la presión social para no mostrarse como sumisa, para después estar de acuerdo con Christian en todo agachando la cabeza. Luego, ella quiere “emprender” como escritora de ficción, mientras disfruta de todo lo que el Sr. Grey puede comprar, convirtiéndose en una película del montón: conservadora y ridícula. A eso, Christian la persigue por todos lados esperando que no la deje para ahondar en recuerdos de una madre adicta y una ex psicótica, digno de ser estudiado por Freud.

Pasan aproximadamente 120 minutos para el “final feliz”, donde Christian -sorpresivamente- ya está preparado para ser padre de familia. ¿Para eso tres films? ¿Esto es soft-porn para abuelas? Al final, la chica se queda con el dinero y la fantasía de estar haciendo algo con su vida, más allá de abrir las piernas -al casamiento con el dinero de Grey- al chico de autos de lujo, viajes, regalos, departamento automatizado, y helicópteros.

En cifras de butacas y tickets, Cincuenta Sombras de Grey recaudó 571 millones de dólares, Cincuenta Sombras Más Oscuras se quedó en 381, eso no impidió que fuera una cinta súper rentable, como seguramente también lo sea Cincuenta Sombras Liberadas (Fifty Shades Freed). Lo que si podría darse es que se de por sentado este tipo de producciones para Hollywood.

Posiblemente, esta película sea un éxito total para Vogue, Vanity Fair, demás especializados en dar puntaje alto a cualquiera cosa “trendy para chicas”. Pero para atravesar el umbral sexual en el cine, mejor quedarse con producciones de Lust, Brazzers, o Playboy.