Tecnologia

El legendario avión supersónico, Concorde, volvería a los aires

Tras 27 años de servicio, el avión supersónico comercial, Concorde, hizo su último vuelo comercial en noviembre de 2003, ahora, el Club Concorde quiere devolverle la vida.

Las razones para retirarlo fueron los altos costes de mantenimiento y la baja demanda tras el accidente de Air France en el 2000 (el único accidente en 34 años de servicio). Según apunta The Telegraph, ex pilotos y fans del avión supersónico podrían conseguir lo impensable: que el Concorde vuelva a volar.

El proyecto de Club Concorde es conseguirlo de aquí a 2019. Es un club de entusiastas del mítico avión que unía Londres y Nueva York en dos horas, entre los que se encuentran ex-capitanes de vuelos comerciales y privados. Gente que, aparentemente, cuenta con acceso a un buen montón de dinero.

El Concorde original fue fabricados por la empresa francesa Aérospatiale y la British Aircraft Corporation, tras su retirada, varias aeronaves se pueden ver en aeropuertos de Reino Unido y Francia, pero todas sin actividad. Desde el Club Concorde cuentan con 160 millones de libras y tal como se lee en The Telegraph su plan es comprar dos de los aviones que están en el aeropuerto de París.

Uno de ellos se adaptaría y utilizaría como museo, una especie de atracción turística con diferentes servicios en su interior y qeu se colocaría en el río Támesis junto al London Eye.

Sin embargo, el objetivo más complicado es el del segundo avión: quieren restaurar el Concorde y prepararlo para que pueda volver a volar a velocidad supersónica. La fecha que se estima es 2019 y no se pretende que vuelva a realizar vuelos comerciales, sino que se destinaría únicamente a vuelos privados (es decir, para un público bastante exclusivo).

Un proyecto ambicioso pero nada descabellado, sobre todo teniendo en cuenta que Airbus presentó hace sólo un mes su patente para crear un nuevo avión supersónico capaz de volar a 4.5 veces la velocidad del sonido (algo así como un avión que recorra desde Nueva York a Londres en 1 hora). Además, parecen tener la solución para minimizar las explosiones de sonido que no sientan muy bien a los pasajeros.

De acuerdo con el presidente del Club, Paul James, esperan que el segundo avión esté restaurado y listo para volar en 2019.