Actualidad

¿Cómo funciona la profilaxis pre-exposición para prevenir el VIH?

La profilaxis Pre-exposición (PrEP, siglas en inglés) es una estrategia de prevención de la infección con el VIH donde los individuos VIH negativos toman medicamentos anti-VIH antes de entrar en contacto con el VIH para reducir su riesgo de infectarse. Los medicamentos previenen que el VIH establezca una infección dentro del cuerpo.

PrEP ha demostrado reducir el riesgo de infección con el VIH a través del contacto sexual en los hombres gay y bisexuales, mujeres transgénero y en hombres y mujeres heterosexuales, así como en personas que se inyectan drogas.
No protege contra otras infecciones de transmisión sexual (ITS) ni tampoco previene el embarazo. No es una cura para el VIH.

La PrEP ha demostrado reducir el riesgo de infección con el VIH en muchos estudios. El estudio iPrEx demostró que la PrEP reduce el riesgo de infección con el VIH entre los hombres gay y bisexuales y en las mujeres transgénero. Dos grandes estudios, Partners PrEP y TDF2, demostraron que PrEP también reduce el riesgo de infección con el VIH entre los hombres y mujeres heterosexuaels. El estudio Bangkok Tenofovir demostró que la PrEP funciona para las personas que se inyectan drogas.

El uso de Truvada como PrEP provee una reducción del riesgo de infectarse del 96% al 99% en las personas VIH negativas que toman las píldoras todos los días de acuerdo con las indicaciones. Si se saltea una dosis diaria, el nivel de protección contra el VIH puede disminuir. Sólo funciona si toma el medicamento. Las personas que usan la PrEP correcta y consistentemente tienen niveles más altos de protección contra el VIH.

De acuerdo con el análisis de los datos del estudio iPrEx se descubrió que la PrEP es efectiva para:

Las personas que toman 7 píldoras de PrEP por semana, su nivel estimado de protección es del 99%
Las personas que toman 4 píldoras de PrEP por semana, su nivel estimado de protección es del 96%
Las personas que toman 2 píldoras de PrEP por semana, su nivel estimado de protección es del 76%

No existe suficiente data disponible para proveer una guía temporal específica que no sea de uso diario, por lo que la FDA recomienda que la PrEP se use diariamente para alcanzar el nivel más alto de protección.

Un par de cosas que deben tenerse en cuenta: Al comenzar la PrEP, lleva al menos siete días para alcanzar altos niveles de protección contra el VIH. Al suspender la PrEP, las personas deben continuar utilizando la PrEP durante cuatro semanas después de una exposición significativa. La PrEP no protege contra otras infecciones de transmisión sexual (ITS) ni previene el embarazo. No es una cura para el VIH.

Es importante asegurarse de que no se haya infectado con el VIH recientemente al comenzar a tomar la PrEP. Truvada no está diseñado para ser tomado por sí solo para tratar al VIH, por lo que al utilizar Truvada como PrEP, si usted ya tiene VIH, significa que no está recibiendo un tratamiento óptimo para suprimir al virus; puede estar aumentando su riesgo de desarrollar resistencia al medicamento y limitando sus futuras opciones de tratamiento anti-VIH.
Si se infectó con el VIH recientemente, hay un “período ventana” durante el cual las pruebas tradicionales de VIH no pueden detectar el virus. Cuando averigüe acerca de comenzar la PrEP, su proveedor de atención médica o el coordinador del estudio pueden sugerir una prueba alternativa que puede detectar la infección más temprano.