Articulos

Cómo aprender un idioma por tu cuenta y no morir en el intento

(Por Ale Chamorro, Redactora publicitaria) Particularmente soy una persona que ama los idiomas. Todos ellos. Y en especial aquellos dialectos medio extraños o los que hablan poca gente. Hoy quiero hablar de mi experiencia aprendiendo un idioma que lo hablan 64 millones de personas alrededor del mundo y ocupa el décimo puesto entre los idiomas más útiles según el blog Inglés en el Exterior: el italiano.

¿Por qué italiano? Aunque en nuestro país no sea un idioma que nos invada, como el inglés, es una lengua romance o neolatina, lo que quiere decir que tiene su raíz en el latín vulgar, hablado por el pueblo, al igual que el castellano, y por ende nos resulta a los hispanohablantes más sencillo aprenderlo.

Llevo dos meses estudiando italiano por mi cuenta. No tengo tiempo ni dinero para ir a un instituto, pero siempre he pensado en la gente de siglos atrás, quienes aprendían por su cuenta un idioma solo leyendo libros y hablando con nativos de esa lengua, entonces ¿por qué no intentarlo en la era del internet? No perdía nada. Ahora poseo un nivel intermedio de italiano, puedo entenderlo bien, y escribirlo y hablarlo medianamente, pero eso es solo cuestión de práctica.

En esos dos meses he aprendido otro tipo de cosas, como que es posible pelear contra mi inconstancia, porque estoy segura de que no soy la única que empieza algo y luego lo deja cuando tiene otras “prioridades”; bueno, esa es una de las ventajas de aprender un idioma por tu cuenta: No tenés horarios, depende solo de vos y del tiempo que puedas dedicarle a practicar.

A continuación comparto unos consejos, todos desde mi experiencia, que sin duda servirían para otros idiomas también.

Investigá
Entrá a Youtube y buscá vloggers de habla hispana o española que enseñen el idioma que querés aprender. Incluso hay algunos que te hablan de su experiencia con el idioma y de su vida en el país de esa lengua. Es motivador y podés encontrar en ellos una ayuda cuando tengas dudas muy específicas.

Yo sigo el canal “Desde Milán: Cartas de una española”, Saray, la vloggera, es muy divertida y más allá del idioma, cuenta su experiencia viviendo en Italia. Responde a los comentarios y preguntas que le hacen sus seguidores, además tiene algunos videos en italiano y otros donde relata sobre los modismos y saludos más utilizados entre los italohablantes.

Elegí la plataforma con la cuál aprender
Para el italiano mi opción fue Duolingo. Amo esa plataforma porque puedo usar la app en mi celular y practicarlo incluso en el bus. En su forma web encontrás más opciones de ayuda como conjugación de verbos, datos sobre adjetivos o sustantivos o particularidades del idioma.

Además de italiano, para los hablantes de castellano y español, están disponibles otros idiomas como alemán, inglés, francés y portugués. Y el próximo año estarán disponibles el catalán y el guaraní (sí, esto es genial. Incluso si tienes un buen nivel de guaraní podés postularte como colaborador o moderador). Si manejás inglés, las opciones de idiomas son más amplias, como el danés, turco, noruego o esperanto y otros idiomas más. No voy a contarte todo lo que te ofrece Duolingo, puedes ingresar a la web y descubrirlo vos mismo.

Además de esta existen otras plataformas, pero a mí no me han funcionado demasiado. De todos modos internet es enorme y puedes buscar la que te sea más cómoda, incluso valerte de blogs o webs que enseñen el idioma que te gusta.

Mentalizate
Sí, tenés que hacerlo. ¿Por qué? Porque ahora solo depende de vos. Ponete una meta diaria que puedas cumplir, yo por ejemplo estudio de media hora a una hora diariamente, fines de semana incluidos. A veces lo hago en la hora del almuerzo, a veces después de cenar, otras veces justo antes de irme a dormir. Y los días que estoy muy cansada lo hago en el bus, porque definitivamente al llegar a casa iré directo a dormir. La idea es que básicamente puedas darte un tiempo y concentrarte por al menos media hora en el idioma que estás aprendiendo.

Anotá todo
Vas a toparte con palabras que son fáciles de recordar, a veces por su parecido con el castellano o con el inglés, o con algún otro idioma que ya sabés, pero también habrán palabras que ni por asomo conseguirás relacionar con otra palabra o acción y vas a tener que memorizarla. Por ponerte un ejemplo, decir toalla en italiano es asciugamani, o sea, ¿qué?, ¿con qué relaciono esa palabra? Bueno, no encontré una manera, entonces procedí a escribirla en mi cuaderno y hacer oraciones y frases usando esa y otras palabras básicas que ya conozco del italiano.

Además te ayudará a fijar lo que vayas descubriendo, porque sí o sí comprenderás ciertas reglas, como en el italiano, por ejemplo, muchas de las palabras femeninas en singular tienen la misma manera de pasarlas al plural: Ragazza (muchacha) = Ragazze (muchachas), solo cambiando la a por la e.

aprender-idiomas-online-2

Escuchá
Tenés que acostumbrar a tu oído y a tu cerebro a identificar el idioma que estás aprendiendo. Buscá músicas del estilo que te gusta y escuchalas en algún momento del día, de camino al trabajo o al colegio, quizá mientras almorzás o mientras trabajás, si es que podés. Si tenés Spotify create una lista en exclusivamente de ese idioma. Forzate a seguir la letra, tratá de entender lo que estás escuchando, aunque no captes palabra por palabra vas a poder comprender el contexto.

Lo mismo podés hacer con videos de Youtube, de gente que, por ejemplo, te cuenta cómo preparar una receta o te muestra alguna parte del mundo, o algo de tu interés. También existen algunas páginas que tienen textos relatados, como audio books pero de textos cortos, esos también te servirán para entrenar a tu oído y aprender palabras y expresiones nuevas.

Hablá
Repetí TODAS las palabras que vayas aprendiendo. Aunque muchas se escriben igual la pronunciación suele variar, o tiene una entonación, y esto va a ayudarte a que, el día de mañana, te puedas hacer entender con el nativo hablante del idioma que te gusta. Aunque parezca tonto, en el italiano el “cantadito” que tienen es la manera de hablarlo y eso ayuda a hacerse entender.

Si no tenés con quién practicar conversación hablá en voz alta y escuchate, imitá la manera de hablar de los vloggeros que veas y escuches, que sean italohablantes nativos, así te aseguras de que la pronunciación es la correcta. Tratá de crear frases básicas, como por ejemplo “El día está lindo” o “Esta comida está rica”, decilas y repetilas.

Leé, pensá y escribí
Buscá webs en el idioma que te gusta, leé lo que publican. Las más sencillas e interesantes son las páginas de noticias, además de los artículos que tienen es muy probable que encuentres videos que te ayudarán con el entrenamiento auditivo. Y una de las cosas más importantes: al ser webs de noticias te estarás asegurando de que están bien redactadas y con buena pronunciación.

Otra opción que tenés, y si sos de leer como yo, es ir a librerías y revisterías de libros usados y comprarte libros o revistas en el idioma que estás aprendiendo. Yo di con un libro italiano de frases cortas en Revistería Gloria (Montevideo y Haedo), ahí vas a encontrar cosas interesantes si tenés paciencia; esto va a ayudarte con la ortografía y la interpretación, es entretenido y resulta un reto, porque buscarás la manera de entender lo que estás leyendo y eso te llevará a fijar lo que vayas descubriendo.

También practicá a escribir. Como lo hacías en el primer grado. Tal vez te parezca tonto, pero vas a poder practicar tu ortografía y poner a prueba tu memoria, además te obligarás a pensar en el idioma que estás estudiando, y esto es MUY importante, pensar en ese idioma es una parte crucial de tu entrenamiento, llegará un momento en que será automático, pero tenés que acostumbrar a tu cerebro a hacer el ejercicio.

No te quedes NUNCA con la duda
Acordate: el idioma que estás aprendiendo NO es castellano. Lo que quiero decir es que este idioma tiene sus propias reglas gramaticales y tenés que entender que la construcción de frases, en muchos casos, se hace de manera diferente. He leído tantos comentarios en Duolingo de gente que dice “Pero en español no se dice así, ¿por qué tendría que ponerlo asá en italiano?” PUES PORQUE ES ITALIANO y tiene sus reglas aunque no acabes de comprenderlas, pero con la práctica vas a aprender a memorizarlo.

Entonces es cuando no tenés que quedarte con la duda: ¿Por qué se escribe asá en este idioma? Buscá blogs y webs sobre gramática, leé lo que explican y tratá de entenderlo, a veces las reglas son complicadas, pero por lo general te dan ejemplos para que puedas practicar. Y no te olvides de anotar todo lo que vayas descubriendo, así podrás fijar mejor lo que aprendas.

¿Te animas a cambiar el idioma?
Esto es algo que hice para ayudarme a entrenar cuando ya conseguí un nivel respetable de italiano: cambié la configuración de idioma de mi Facebook y de mi celular. Es algo ínfimo, quizá, pero te darás cuenta de que tu cerebro hará relaciones con las cosas que normalmente ya ni leés, como por ejemplo la palabra “Compartir”, ahora en las publicaciones leo “Condividi”. No es mucho, pero como son palabras que conocés de sobra, te ayudará a relacionarlas con el idioma que estás aprendiendo.

Y esos son mis consejos, esa es la manera en que estoy aprendiendo un nuevo idioma y me va súper bien, he conseguido resultados muy satisfactorios y sin gastar prácticamente dinero y manejando mi tiempo. Eventualmente podrías conseguir una certificación haciendo un examen que te califique en el idioma.

Una de las cosas que me di cuenta también es que el cerebro está más agilizado a aprender otro idioma más, en mi caso empecé alemán. Aunque voy más lento, las relaciones que hago ahora son entre el castellano, el inglés y el italiano. Después quién sabe, quizá árabe.

¿Listo para empezar?