ActualidadArticulos

Caso Curuguaty: Preguntas sin respuestas

A seis años del “desalojo” que provocó la muerte de once campesinos y seis policías en Paraguay, además de la salida del poder de Fernando Lugo, sigue con un sinfín de respuestas que desencadenan en irregularidades.

Fue un 15 de junio de 2012 cuando un comando de 324 efectivos policiales, encabezado por el Grupo Especial de Operaciones, ingresaron a las tierras de “Marina kue” (Curuguaty) donde se desató una masacre que hasta hoy día queda inconclusa. Los campesinos esperaban un diálogo, pero se encontraron “con la orden inequívoca de sacarlos a como dé lugar”, como narra el libro La Masacre de Curuguaty: golpe sicario en el Paraguay de Julio Benegas Vidallet.

¿Lo siguiente? Muertes, en plural, las de once campesinos y seis policías. Y confusión, mucha confusión. Posteriormente llegó una investigación judicial que levanta sospechas: la hipótesis del fiscal del caso es que 70 campesinos y campesinas, entre ellos algunos menores de edad, habrían emboscado con escopetas de caza a 324 policías fuertemente armados. Por ahora, ninguna de las muertes de campesinos ha sido investigada.

Los imputados sólo vienen de un lado: ocho campesinos y cuatro campesinas han sido acusados. Cinco de ellos están en la cárcel y seis en prisión domiciliaria tras protagonizar en 2012 una huelga de hambre en prisión de casi 60 días; además hay un adolescente que se auto inculpó y otra joven que está en libertad condicional, a los que hay que sumar más de cincuenta procesados. Ningún policía entre ellos. Las acusaciones son tres: tentativa de homicidio doloso, invasión criminal e invasión de inmueble ajeno.

Las irregularidades en el proceso han sido condenadas por casi la totalidad de las organizaciones internacionales de derechos humanos, incluyendo a los principales órganos de Naciones Unidas.

También se enfrenta a críticas como la ausencia de autopsias a los cadáveres, las detenciones arbitrarias de personas que no estaban en el lugar de los hechos y la falta de toma de declaraciones a los sobrevivientes y testigos, a quienes se persiguió.

Cabe resaltar que 22 balas acabaron con la vida del dirigente campesino Vidal Vega, cuando colaboraba con los organismos que llevaban una investigación paralela a la de la fiscalía.

La pregunta “¿qué pasó en Curuguaty?” recorrió el país y el mundo, demanda hasta hoy a los sectores de poder y a toda la ciudadanía en la lucha por la justicia y la libertad. Muchos de las paraguayas y paraguayos tienen por seguro que lo ocurrido no fue casualidad, y los que se encuentran hoy en la cárcel son inocentes, mientras los verdaderos criminales siguen libres y las tierras que son públicas siguen siendo usurpadas.

#Curuguaty ERMO RODRIGUEZ, coordinador del Congreso Democratico del Pueblo (CDP) lee el POSICIONAMIENTO de las organizaciones convocantes de la marcha.Acto Central MARCHA POR TIERRA, JUSTICIA Y LIBERTAD. Plaza de la Democracia. Convocan: Congreso Democrático del Pueblo (CDP), Vencer y Vivir, Kuña Pyrenda, Plataforma de Estudios e Investigación de Conflictos Campesinos (PEICC),Movimiento Estudiantil Crear, Nulidad Ya, Familiares y Víctimas de la Masacre. Te esperamos! #Marcha #CDP #CongresoDemocraticodelPueblo

Posted by Congreso Democrático del Pueblo on Friday, June 15, 2018