Actualidad

Caso Fio: Marito vacunará contra la pobreza

Prende fuego las redes cada vez que se le canta a lo Luis Miguel: Fio, desde su trono de humildad engalanado de burguesía y fotos de negritos influencers en instagram, aconseja no vacunarse contra la pobreza “Es al pedo, no te salvás ni si te la meten toda, o capaz sea una gran mentira como el seguro de IPS. Ahora permiso, tengo que ir a comer mi albahaca detox sin bacterias”, dijo por la vacuna que quiere implementar el nuevo gobierno.

Por su parte, las autoridades del Ministerio de Salud y de la Ande se pusieron de acuerdo en el lanzamiento de la campaña “Vacunando contra la pobreza”, esperanzado el Ministro acotó que “¿A quién le hace mal una vacuna más si venimos vacunando a todo el pueblo desde la caída de la dictadura? Ojepiká lo mitá -los re cog”#$mos- e igual siguen votando a los ilustrados burros de siempre”. Cerró tajante “Ojalá aprendamos. La campaña tiene como fin eliminar la pobreza, a los pobres, a los putos, a los ateos, los indios, las feminazis, y todo tipo de enfermedad anticolorada”.

Desde la reguladora del monopolio de energía eléctrica solamente dijeron sin tanto bombo “Es mejor usar menos electricidad en tiempos de vacunación, colgarse de la del vecino si es que todavía tiene medidor” Esto, claramente si el vecino todavía no huyó del país en busca de servicios básicos funcionales.

El Presi, Marito, como quien no quiere vela en entierro de Stroessner, con voz de autoridad hizo un llamado a la vacunación “Hoy por mi, mañana también por mi. Después, la reelección”. Dando a entender que las vacunas son un aporte del stronista partido colorado para eliminar la pobreza del Paraguay, siempre y cuando se haga todo en forma, desinformando, pecho al frente para la selfie, creyendo siempre en un futuro mejor para él, sus familiares, sus hurreros de internet y el primer anillo de poder.

“Será mejor estar al día con las vacunas. Déjense vacunar sin vaselina, o van a parar al cuartel, a la comisaria, o a algún centro hospitalario de urgencias sin Doctores, sin medicamentos, sin camillas, y sin luz” culminó reflexivo el Titular del Ejecutivo.